Compartir

belleza aceite de olivaEl aceite de oliva es un básico en nuestro hogar, gracias a sus múltiples propiedades beneficiosas podemos no solo utilizarlo en la cocina, sino también para la belleza de nuestra piel, cabello, uñas…

En tus Labios

Con la llegada del frío, tienden a resecarse y a resquebrajarse, si eres una amante de los cuidados naturales y quieres prescindir de los típicos protectores labiales, solo tienes que embeber un algodón en aceite de oliva y masajear tus labios durante unos segundos hasta su completa absorción… Si haces esto a diario conseguirás prevenir posibles grietas y daños en esta zona del cuerpo.

Belleza en tu Cabello

¿Puntas abiertas?

El truco está en aplicar un poco de aceite de oliva con las yemas de los dedos sobre las puntas y dejarlo actuar durante toda la noche. Para evitar manchar las sábanas te puedes poner un gorro de ducha o un plástico, si haces esto al menos dos veces en semana notarás como se sellan tus puntas y tu pelo adquiere un aspecto sano, como recién cortado.

Mascarilla Nutritiva a base de aceite de oliva

Esta mascarilla nos ayudará a suavizar y a hidratar nuestro cabello, proporcionándole luminosidad y salud. Solo tienes que coger un poco de aceite y aplicarlo por todo tu cabello a modo de masaje.

La clave está en calentar la toalla con la que te vas a envolver la cabeza, porque esto hará que penetre mejor por todas nuestras fibras capilares. La puedes calentar con el secador o dejándola expuesta unos minutos delante del calefactor. Dejas que actúe durante 25-30 minutos y te lavas con tu champú habitual.

Belleza para tu piel con aceite de oliva

Limpiador

Este aceite es un potente limpiador para nuestro cutis y además gracias a sus propiedades antioxidantes previene la aparición de arrugas y líneas de expresión.

Es muy sencillo, vamos a coger un algodón y lo embebemos en aceite, a continuación lo aplicamos por toda nuestra cara dando masajes circulares para arrastrar la suciedad. Ahora vamos a mojar una toalla en agua caliente y vamos a hacer ligeras presiones sobre nuestro rostro, con esto como ya he dicho anteriormente propiciará una mejor absorción. Finalmente nos aclaramos con agua tibia.

Exfoliante

Conseguiremos eliminar las células muertas de nuestro cutis a la vez que lo suavizamos e hidratamos. Necesitaremos una taza de azúcar y una cucharada de aceite. Mezclamos los ingredientes y aplicaremos la masa por todo nuestro rostro, haciendo especial hincapié en el mentón, frente y pómulos. Ahora seguiremos el mismo paso que en el caso anterior, cogeremos una toalla húmeda caliente y presionaremos y luego enjuagamos con agua fría.

Uñas

Para conseguir que estén sanas y fuertes solo tienes que sumergirlas en aceite tibia al menos tres veces en semana y luego efectuar un ligero masaje durante unos minutos… ¡notarás la diferencia!