Compartir

cuanto tiempo te dedicasTodo un fin de semana, un día, dos horas… Incluso si sólo son 10 segundos, hay algo que puedes hacer. No pongas excusas.

Dedícate uno o dos días

Un fin de semana: Programa completo en un hotel balneario

Déjate mimar de la mañana a la noche, alternando tratamientos de belleza con otros de bienestar general. Por ejemplo, puedes apuntarte a un programa desintoxicante que incluya envolturas de fango e hidromasaje en bañera de aguas termales, de acción drenante y reductora.

Después, puedes optar por un tratamiento antiedad para la cara, con exfoliación, mascarilla y masaje de efecto ‘lifting’.

Un día: Un circuito termal en un SPA urbano

Te quedas en la ciudad, pero te dedicas una jornada entera, como si estuvieras de vacaciones. En un spa puedes hacer un programa completo talasoterápico: piscinas, sales, duchas, envoltorios y masajes, que desintoxican el organismo y lo relajan.

Entre dos horas y 15 minutos

2 horas: Puesta en forma completa

En un instituto de belleza, pide un programa facial, mientras la presoterapia descongestiona tus piernas o te das un masaje con aceites esenciales.

El producto: antiarrugas. En casa, utiliza una hidratante antiedad.

1 hora: autobronceado o cabello

Bronceada sin sol. Consigue un color de playa sin salir de casa. El producto: un spray corporal fácil de usar.

El cabello a punto. Aprovecha la pausa de la comida para que el estilista te renueve el corte.

30 minutos: Manicura perfecta

De vez en cuando, hay que acudir a un buen profesional que deje las manos cuidadas.

15 minutos: reaformar y tonificar

Masaje anticelulítico: trabaja el producto para que penetre bien y envuélvete después con film transparente.

El pecho, a tono, Si tienes problemas de flacidez, puedes darte un masaje con un buen tónico reafirmante.

En menos de 10 minutos

10 minutos: cuerpo de seda

Piel lisa y suve. Dedica estos minutos a exfoliar e hidatar a fondo el cuerpo con aceites esenciales.

Piernas depiladas. Lo conseguirás en un tiempo récord con una depiladora eléctrica. Fáciles de manejar, eliminan el vello de raíz.

5 minutos: Retener el agua

Mascarilla facial hidratante. Elige entre un tratamiento extra de hidratación o de equilibrio para que la piel gane luminosidad y un tacto más suave y elástico. Déjala actuar mientras te tumbas un rato o lees y retírala después con una toallita.

3 minutos: Gestos básicos

Pelo brillante. Si lo llevas teñido, protégelo de los ultravioleta. Una mascarilla lo dejará más brillante y suave.

Contorno de ojos sin arrugas. Para obtener una mirada fresca y relajada aplícate una crema específica con un pequeño masaje.