Compartir

cosmeticos hombreLos hombres cada vez más empiezan a cuidarse. El afeitado ha dado paso a una serie de productos cosméticos para hombres y cuidados cada vez más completos que obviamente tienen en cuenta las características y necesidades de la piel masculina y las preferencias de unos clientes casa día más exigentes y numerosos. La hidratación diaria de la piel es ya un hábito para muchos hombres.

Existen ya productos específicos tanto para el cuidado facial como para el corporal; hidratantes, anti-estrés, anti-edad, tratamientos contra la flaccidez de la piel, aparatología específica, centros de belleza exclusivos para ellos… En los últimos 10 años la oferta para el cuidado de la piel del hombre ha experimentado una evolución realmente sorprendente.

La piel masculina tiene características propias que hacen que necesite cuidados específicos. Entre las características que difieren la piel de hombres y de la mujer destacan las siguientes. La piel del varón es entre un 15% y un 25% más gruesa y tiene mayor tendencia a la grasa, lo que puede propiciar la aparición de granitos, puntos negros y acné además de excesivos brillos en la zona T, frente, naríz y mentón. De otro lado, hay que tener en cuenta el sufrimiento de la piel masculina a causa del afeitado diario. El paso de la cuchilla irrita, seca y deteriora la dermis y la deja desprotegida frente a los factores ambientales externos. El hombre tiene mayor número de folículos pilosos y además la testosterona (hormona masculina) incide en una mayor actividad de las glándulas sudoríparas y sebáceas. Estos factores y diferencias dan lugar a problemas concretos de la piel y por tanto también a una cosmética masculina diferenciada. Entre otros, destacan los siguientes:

  • Deshidratación
  • Aspereza
  • Poros excesivamente dilatados
  • Acné
  • Puntos negros
  • Cutis mixto con zonas excesivamente grasas y zonas excesivamente secas
  • Enquistamiento del vello
  • Irritación
  • Piel estresada
  • Aspecto cetrino y apagado
  • Falta de una buena regeneración celular causada por el afeitado diario

Además de estos problemas, otro muy importante es el paso del tiempo. La piel masculina envejece de forma diferente a la femenina. La flaccidez y la apariciín de las primeras arrugas sucede más tarde que en las mujeres, puesto que la piel del hombre es como decíamos antes más gruesa y tiene mayor cantidad de fibras de colágeno así como una glándulas sebáceas más activas. La piel femenina acusa antes la edad pero lo hace de forma paulatina, sinembargo cuando aparecen las arrugas de los hombres son mucho más profundas, por supuesto dependiendo de los cuidados que le hayan dado. Suelen aparecer a los 45/50 años aproximadamente. Las arrugas de la frente, contorno de ojos y surco nasogeniano pueden aparecer de forma repentina si no se ha realizado tratamiento preventivo alguno que las suavice. También existen ya tratamientos cosméticos muy efectivos para otros problemas masculinos habituales, las bolsas de los ojos, ojeras y la flaccidez del mentón. En cuanto a los cuidados corporales, los hombres acuden cada vez más a los centros de belleza para dar solución a los problemas que más les preocupan, la aparición de grasa localizada, la flaccidez y la pérdida de tonicidad.

El concepto de belleza masculina ha sufrido un cambio asombroso en los últimos años y los tratamientos tradicionales han dado paso a un amplio abanico de productos y tratamientos específicos que no tienen nada que enviadiar a los destinados a la mujer. El hombre de hoy ha pasado a ser un consumidor exigente que sabe lo que quiere y busca soluciones específicas para mejorar su aspecto. Cremas hidratantes, antiedad, exfoliantes, tratamientos antiestés, nutritivos, reductores, mascarillas reparadoras, sesiones de radiofrecuencia o electroestimulación, depilación… El hombre actual demanda cada vez más estos productos para cuidarse más y sentirse mejor consigo mismos. Ante esta realidad, cada vez más centros de belleza se están adaptando al cambio y disponen de áreas exclusivamente para ellos.

Igual que en la mujer, cualquier tratamiento cosmético facial masculino requiere algunos pasos previos, comenzando por una limpieza en profundidad, para la que se aconseja el uso de productos con propiedades calmantes, humectantes y antisépticas. Además para la eliminación de las células muertas puede ser nacesaria una exfoliación suave que controle el exceso de grasa y que prevenga la aparición de vellos enquistados. Tras preparar la piel, la profesional realizará el tratamiento adecuado a cada persona con la aplicación de los productos que sean necesarios teniendo en cuenta las necesidades concretas de la piel como la sequedad, la espereza, las arrugas profundas…

También el culto al cuerpo es una realidad que hace que proliferen los tratamientos reductores, antiflaccidez y el culto al cuerpo en general. Es importante destacar la importancia de la aparatología actual como complemento ideal a la cosmética.

Este cambio experimentado en la población masculina en cuanto a la asistencia a los centros de estética ha hecho que muchos de estos centros incorporen programas destinados hacia ellos, como la depilación del pecho y la espalda. También los spas han incluido en su oferta tratamientos antiestrés, hidratantes y nutritivos que tienen en cuenta las necesidades del hombre actual.

Las características que se demandan de los cosméticos para hombres son:

  • Rapidez de uso: el producto debe absorverse con rapidez y tener una presentación cómoda.
  • Hidratación máxima: ha de proporcionar una sensación fresca.
  • Ausencia de brillos: los productos deben ser ligeros y de texturas suaves que maticen los brillos producidos por el exceso de grasa.
  • Suavidad
  • Rapidez de actuación: resultados rápidos, sensación de confort, hidratación y suavidad inmediata.
  • Simplicidad: el hombre busca el mejor resultado con el menor número de productos.