Compartir

contractura espaldaLas prolongadas horas frente a la computadora, la luz artificial, los cambios bruscos de temperatura, el stress, son responsables de diferentes molestias y contracturas en la espalda.

Constantemente exponemos a nuestro cuerpo a grandes esfuerzos, casi insoportables, dando lugar a cotidianos dolores que acompañan cuando volvemos del trabajo.

Sin contracturas

La mala postura es la responsable de gran parte de los problemas de espalda. Las personas que realizan trabajos con movimientos repetitivos en una misma posición y en condiciones estresantes son las más expuestas a sufrir alteraciones postulares que redundarán en dolores de espaldas. Es la suma de de una serie de errores que se repiten a lo largo de la vida laboral.

Pero ¿Que es una buena postura? La cabeza recta, los hombros tirados para atrás, la espalda derecha, son posiciones ideales, lo que no implica que exista la mejor postura universal. Hay una óptima para cada persona. Cuando se está bien acomodado, el cuerpo encuentra su equilibrio y requiere el trabajo de pocos músculos para contrarrestar la acción de la gravedad.

Cuando el equilibrio se rompe empiezan a trabajar más músculos que los necesarios.

Resultado: algunas zonas adquieren mayor tono muscular que otras, éstas permanecen blandas y favorecen una actitud física inapropiada.

Soluciones: Prioridad a las sillas firmes preferentemente con respaldo, donde los pies no cuelguen, la espalda erguida, con los hombros en alto. El escritorio bien iluminado

¿Otra sugerencias para evitar las contracturas en la espalda?

No hablar con el tubo entre la oreja y el hombro. Esa posición contractura cuello y columna.

Levantar objetos con precaución (si se trata de un elemento pesado, doblar las rodillas, y al agacharse llevarlo pegado al cuerpo).

Evitar el sedentarismo: la falta de actividad física acorta los músculos y tendones, y reduce la flexibilidad, produce posturas inadecuadas y dolores lumbares. Caminar es el mejor ejercicio.

Frente a la computadora: para evitar cansancio visual y ardor, los anteojos antirreflex son una prioridad, al igual que las pantallas filtro.