Compartir

viaje tranquiloPara tener un viaje traquilo con niños es necesario una buena planificación. Adecua los tiempos de traslado a las necesidades de descanso y la actividad de los niños. Prepara las visitas y asegúrate de que los hoteles tienen lo que necesites.

  1. Busca alicientes para ellos. Elige un destino y unas actividades que satisfagan y diviertan a toda la familia, pero ten en cuenta que los niños no se motivan con lo mismo que los adultos.
  2. Visita al pediatra antes de realizar un viaje con un bebé y prepara un botiquín con todas las medicinas que necesites.
  3. Si viajas con un bebé en avión indícalo al hacer la reserva; además del descuento, puedes elegir un menú especial, un asiento a su medida y su propio chaleco salvavidas. Algunas compañías también tienen cunas para viajes largos.
  4. No olvides el pasaporte de los niños si sales de la U.E. Haz los trámites al menos un mes antes de la salida, evita las carreras de última hora, luego con los niños será más complicado.
  5. Contrata un seguro familiar de viaje, una simple gripe podría estropear las vacaciones que tanto trabajo te costado preparar.
  6. Prepara una maleta especial para las cosas de los niños para acceder fácilmente a lo que necesitas.
  7. Infórmate al máximo. Busca en folletos, guías y mapas los datos divertidos, didácticos y útiles del lugar.
  8. Para las excursiones, lleva ropa y calzado adecuado e impermeables. No estrenes botas en una excursión larga y elige unos calcetines apropiados. No te olvides de unas gafas de sol, una gorra y un protector solar.