Belleza

Consejos para tomar un baño relajante en casa

Compartir:

baño relajanteUn buen baño tiene dos beneficios terapéuticos importantes: la eliminación de células muertas y ser un espacio de relajación. Sabemos que el cansancio del final del día hace que la preparación de la bañera sea casi un sacrificio, pero el esfuerzo vale la pena.

Para la relajación, la mejor opción son las sales de baño. Están hechas básicamente de cloruro sódico, compuesto que ayuda a estimular el cuerpo. Además, gracias a sus perfumes y fragancias naturales se logran óptimos estados de tranquilidad.

La combinación perfecta de sales y minerales se encuentra en el mar: la sal marina en su forma más natural. Agregue esencias naturales como vainilla, rosa, lavanda o jazmín para estimular la relajación mediante la aromaterapia.

Consejos para ese baño relajante

  1. Acondicione el entorno. Apague el teléfono y verifique que nadie puede molestarla durante este baño relajante. Prepare velas y/o difusores de aromaterapia para crear ambiente. En algunos casos también puede ser interesante incluir música, aunque dependerá de la persona.
  2. Prepare la bañera a una temperatura aproximada de 38 grados. La duración ideal es de unos 18 minutos. Si calentamos el agua por encima de la temperatura mencionada tan solo conseguiríamos secar nuestra piel.
  3. Utilice sales de baño. Existen toda clases de sales con di referentes olores, texturas, efervescentes o no. Aunque le gusten varios tipos de estas sales no abuse de ellas, el resultado de mezclar varios no tiene porque ser satisfactorio.
  4. Entre en la bañera y déjese acariar por todos estas sensaciones y tranquilidad. Olvide sus problemas y disfrute del momento.
  5. Una vez acabado el baño relajante procure no ir a ambientes donde la variación de temperaturas sea elevada, especialmente a la baja, ya que esto podría acarrearle un resfriado.