tener unas uñas bonitasPara tener unas uñas bonitas no basta con pintarlas con frecuencia. Una alimentación adecuada y una manicura a tiempo son imprencisdinbles para fortalecerlas y mantenerlas bellas.

Vistas desde su lado más coqueto, las uñas pintadas están en pleno apogeo, pero cuidadas, porque llevarlas descascarilladas queda penoso. Desde otra perspectiva menos estética, también es necesario mimarlas porque, entre otras cosas, protegen los extremos de los dedos y rascan, lo mismo que pueden arañar peligrosamente. Acomodándose a la vida de las mujeres actuales, la manicura y los esmaltes de uñas también evolucionan: secados ultra rápidos; esmaltes que decoran y protegen la uña; pinceles que favorecen el gesto preciso; y acabados lacados, mates o brillantes que, en algunos casos, llevan incorporados una tecnología muy parecida a la que se aplica en el metalizado de los coches.

Para hacerte la manicura, sigue estos sencillos pasos:

  • Lima las uñas con una lima de cartón, reduciendo primero la longitud con tijera o alicate.
  • No cortes las cutículas, se vuelven más duras y pueden surgir heridas. Se ablandan con cremas y ligeros masajes, y con un bastoncito de algodón se empujan con suavidad; se termina sumergiendo los dedos en agua jabonosa unos minutos.
  • La forma cuadrada evita que las uñas se rompan con facilidad.
  • Lo que nunca debes hacer cuando te arregles las uñas es cortar las cutículas con tijeras y tirar de los pellejitos. Tampoco debes limar en vaivén, ni utilizar una lima metálica.
  • Antes de pintarlas, quita todos los restos de esmaltes anteriores. Después, lávalas bien con agua jabonosa.
  • Una vez secas, aplica una base protectora.
  • Para aplicar la laca, deja caer una gota en medio de la uña, luego extiende a cada lado con el pincel. A los tres o cuatro minutos, aplica una segunda capa.
  • Algunas lacas de uñas secan en un minuto, pero en otros casos conviene ser paciente para que el acabado sea bueno y no se estropee.
  • En las uñas frágiles y, en general, para alargar la manicura, vale la pena dar una pasada final sobre el esmalte seco con un endurecedor y protector o, simplemente, una capa de brillo transparente para aumentar la resistencia al agrietamiento.
  • Los quitaesmaltes deben ser de buena calidad para que no estropeen las uñas.