Compartir

padres primerizosSer padre es un momento crucial para cualquier hombre. Tener en sus brazos a quien se le ha dado la vida, puede llegar a ser la expresión máxima del amor entre él y su pareja. Pero, para que la relación entre el padre y el bebé sea óptima, aquí tenemos algunos consejos para padres primerizos.

Confíe en sus instintos: la propia experiencia diaria lo transformará rápidamente en un experto con el bebé, hasta en labores que no se imagina que puede llevar a cabo con acierto, como bañar, hacer dormir o, incluso, mudar.

Aprenda observando: el mismo personal de neonatología del hospital donde nazca su bebe le puede mostrar cómo cambiar los pañales, así como tomarlo en los brazos, bañarlo o calmarlo cuando está intranquilo.

Paciente y optimista: la comunicación y el apoyo son las principales claves en este período. Su pareja se lo agradecerá.

Siempre a su lado: no permita que nadie lo aleje de su hijo y en ese sentido se incluye suegra, amigos, incluso el trabajo. Este período es vital para que disfrute y aproveche el tiempo para estar con él.

Sea independiente: durante las primeras semanas de vida del menor mantenga alejadas las posibles ayudas que quieran dar los amigos o los parientes. Ellas pueden transformarse en una interferencia en la relación con su hijo.

Sin apuros ni ansiedad: puede llevar a pasear a su hijo adonde quiera, pero no se tensione ni se complique cuando no pueda hacerlo. En tanto, cuando se sienta frustrado por no poder enfrentar alguna situación particular, como que su hijo no deja de llorar ni dormir, trate de calmarse y luego piense.

Contacto visual: nunca olvide que los bebés hablan con los ojos durante su primera etapa de vida. ¡Obsérvelo para saber qué quiere!

Relájese y disfrute: acostúmbrese a estar al menos un momento a diario a solas con su hijo para descubrirlo, compartir con él y jugar. Incluso podría plantearse algún masaje para bebes.

Fortalezca lazos: el período de embarazo aprovéchelo para empezar a fortalecer lazos con el bebé. En el caso de los papás primerizos, este período puede ser de mucha ansiedad.