exfoliar pielLa piel se regenera naturalmente cada 28 a 30 días. Al exfoliar se activa la circulación, se suaviza la piel y se promueve la regeneración de células nuevas, lo que fortalece la piel y la provee de elasticidad. Además, ayuda a borrar las marcas y cicatrices. En definitiva, la exfoliación es una limpieza profunda que evita que se forme un escudo impenetrable de la piel.

En las pieles secas se acumula gran cantidad de células muertas, por lo que necesita este tratamiento un par de veces a la semana. Y para ello se recomiendan cremas, que la suavicen e hidraten.

La exfoliación del cuerpo se debe hacer cada tres semanas, pero en el rostro mucho más seguido, sobre todo, si se emplean cosméticos que tiendan a tapar los poros de la piel.

En tanto, las pieles sensibles, a pesar de su fragilidad, no deben prescindir de exfoliación, aunque se debe hacer de forma suave y con productos emolientes.

Pero si el cutis es mixto se debe realizar la exfoliación sobre las zonas más oleosas (zona T), dos veces por semana y sólo una en el resto del rostro.

Para exfoliar la piel existen muchos productos, pero son preferibles aquellos que llevan ácido glicólico, láctico, bretinaldeido y urea, los que poseen tretinoina que permite desacelerar el proceso de fotoenvejecimiento.

Es importante saber que las pieles jóvenes (menores de 20 años) y que son propensas a producir grasa y tienen tendencia a padecer de acné, deben abstenerse de la exfoliación, ya que este tratamiento puede irritar e inflamar la piel.

Consejos para exfoliar la piel

  • La elección de una crema dependerá del tipo de piel, pero lo principal es que sea hipoalergénica, lo que quiere decir que tenga la menor cantidad de elementos químicos, como el perfume.
  • Si el cutis es muy seco necesitará productos que llevan más agua en aceite. Y si es muy grasa lo contrario: productos con aceite en agua. Aunque por lo general, estos productos también llevan urea, ácido láctico y glicólico que ha demostrado que genera un efecto de abrasión del tejido (peeling).
  • Los productos que poseen compuestos como el cobalto, manganeso y cobre también son esenciales para la hidratación.
  • Las cremas que llevan vitamina A generan un efecto peeling y se recomiendan para cutis muy grasos.
  • Para el uso de jabones los dermatólogos recomiendan usar aquellos elaborados en base a cereales, avena o sustitutos. Lo importante es que no contengan perfumes para ayudar a mantener el pH de la piel y así evitar la sequedad.

Exfoliación casera

Miel, azúcar granulada y medio limón exprimido. Eso es todo. En un bol, mezcle los ingredientes y póngalo al microondas 10 segundos para entibiar. Sobre la piel limpia, masajee en forma circular sobre el rostro y/o el cuerpo. Enjuague con agua tibia y hidrate.