cuidado de uñasEs todo un trámite cuidado de uñas, sin embargo merecen atención, ya que son una parte de nuestro cuerpo muy visible. Además si las tiene muy largas, seguro que las va a romper de un momento a otro, ya que están expuestas al agua y a muchísimos elementos irritantes, como los lavavajillas, detergentes e instrumentos diarios para el aseo hogareño, además del continuo ajetreo en el trabajo.

Las uñas crecen de una manera relativamente constante, pero disminuye con la edad. Es importante mantenerlas hidratadas, ya que cuando se secan, pierden su brillo, se rompen y se astillan fácilmente. Recuerde que tras cada lavado de manos y antes de acostarse, debe humectarlas con cremas específicas.

Si quiere mantenerlas siempre impecables, es importante que la manicura empiece a formar parte de su rutina, ojalá pudiera ser una vez a la semana, para solucionar las alteraciones de la uña en el ámbito de textura, de crecimiento y color. Al comenzar un tratamiento, debe primero desinfectarlas especialmente si va a usar elementos cortantes.

El corte de uñas

Antes de empezar a cortar o limar las uñas, es importante humedecerlas para que estén más blandas, ya que es más fácil manipularlas. No se olvide que un corte inadecuado puede producir alteraciones o malformaciones, frenar el crecimiento o debilitar la uña.

Lo primero es quitar el esmalte anterior o cualquier producto que tenga puesto. No pretenda dar forma con la tijera o el cortauñas, eso es tarea exclusiva de las limas.

El esmalte de uñas

Utilice la base fijadora transparente para mantener el esmalte por más tiempo, después de elegir el color, debe aplicarlo en las puntas, ya que es la zona más desgastada. Luego apoye el pincel en la base de la uña, cubriendo la luna, pero sin manchar la cutícula, hasta cubrir la punta ya pintada.

Finalmente presione el pincel al centro y luego a los lados para dar una pincelada uniforme, sin que se vean espacios en blanco. Si el color es demasiado pálido, aplique otra capa.

Otros datos interesantes para el cuidado de uñas

  • Si sus uñas están manchadas, remójelas en un poco de jugo de limón.
  • Si son quebradizas es importante que empiece a comer hígado, jugo de zanahoria y vitamina C.
  • No agite muy fuerte el esmalte, porque se producen burbujas al aplicarlo. Frótelo entre sus manos.
  • Si su esmalte está muy espeso, póngalo en un frasco de agua caliente por unos minutos.
  • Si quiere que el esmalte se seque más rápido, sumerja las manos en agua helada unos segundos.
  • A la hora de utilizar sustancias químicas o quiera salir a trabajar en el jardín, protéjase con guantes de goma.
  • El uso del quitaesmalte se debe realizar entre 10 a 14 días, ya que es muy agresivo, y hace que se pongan más frágiles.