Compartir

base de maquillaje

Compacta

La puedes encontrar en forma de barra (aconsejable para piel seca o normal) o en formato redondo, ideal para pieles con brillos. Es la textura número uno a la hora de cubrir y disimular las imperfecciones, dejando un aspecto aterciopelado en nuestro rostro.

Creo que este tipo de base de maquillaje no es adecuada para el uso diario ya que no proporciona aspecto natural, sino todo lo contrario, incluso si no la aplicas bien puede dejarte un indeseado efecto máscara.

Busca una base compacta que contenga hidratante ya que te proporcionará un aspecto más suave.

En Polvo

Puede presentarse como polvo suelto o polvo compacto. Lo podemos utilizar cuando nos tenemos que maquillar de forma rápida y por tanto, aplicamos de forma exprés una base ligera con una brocha o también para fijar el maquillaje, sobretodo en zonas muy húmedas. Es ideal para pieles grasas.

Yo soy mucho de este tipo de textura….¡Sobretodo para ir al trabajo!

Color

Para acertar con nuestra base de maquillaje perfecta, ya sabemos que tiene que ser igual al tono de nuestra piel, pero… ¿Cómo lo comprobamos? El requisito imprescindible y muy importante es que debes de verlo con luz natural, en la calle.

Aplica una leve muestra en cualquier zona de tu cara, nunca en la muñeca como nos aconsejan las dependientas, ya que el tono de esta zona no es el mismo que el de nuestro cutis.

Difumínalo bien y espera unos minutos a que se seque, la que mejor se funda con tu piel… ¡Será tu base perfecta!