Compartir

belleza de pies¡Ha llegado el momento de las sandalias! Lo que significa descubrir tus pies: una parte importantísima de tu cuerpo pero que en algunas ocasiones y sobre todo con el frío invierno, descuidamos mucho. Prepárate con esta pequeña guía de belleza de pies para mostrarlos en todo su esplendor.

Calcetines, medias, zapatos cerrados… Durante semanas hemos obligado a nuestro pies a una hibernación que acostumbra a traducirse en un descuido de esta importante zona. Ahora llega el verano, momento de lucirlos o de sufrir con los complejos. Durezas en el talón, piel seca y deshidratada, cutículas…, todo tiene solución si te propones una revisión urgente y unos mínimos cuidados con esta puesta a punto.

Secos pero hidratados

Es fundamental que diariamente, después del baño o la ducha, dediques unos segundos a secar perfectamente los pies. La planta y la zona interdigital son partes muy sensible y que no puedes olvidarlas. Un vez secos, puedes pasar al complemento ideal: la hidratación. Existen cremas específicas para esta zona pero también puedes recurrir a la que utilizas para el resto del cuerpo y aplicarla con un ligero masaje.

Sin durezas

Después de una buena hidratación es el momento de los exfoliantes para acabar con las durezas o los callos. La alternativa más natural para todos estos productos es la piedra pómez con la debes frotar especialmente la planta de los pies y las zonas más castigadas.

Acabar con la sudoración

Sobre todo ahora que empieza el calor, hay que encontrar un método para poner fin a este incómodo problema. Si ya has probado remedios caseros y no estás satisfecha con los resultados lo mejor es que acudas a una farmacia donde, sin lugar a dudas, encontrarás una amplia gama de productos, ya sean sprays, polvos o cremas, para acabar con el problema en muy pocos días.

Baños refrescantes

Uno de los momentos más placenteros del día. Acostúmbrate a introducir tus pies en agua y déjalos en reposo durante unos minutos. Si lo haces periódicamente notarás el cambio en tan sólo unas semanas en la belleza de pies.

Caminar descalza por la playa

Fácil y una de las mejores formas para mejorar el pie a nivel interno y externo. Además, si caminas por la orilla mojándote los pies con el agua del mar conseguirás reactivar la circulación de tus piernas.

Uñas perfectas

Imprescindible un cuidado semanal y con los mejores utensilios. Es muy recomendable que estos sean de acero inoxidable. Para evitar problemas, córtalas en sentido horizontal. No olvides que, como las de las manos, también debes limarlas antes de pintarlas del tono que más te guste. Aquí tienes algunos consejos para el cuidado de uñas.