Compartir

conseguir habitacion perfecta hijosEs cierto que tenemos que dejar que el espacio de nuestros hijos sea un reflejo de su personalidad, pero también debemos encaminarlos a encontrarla, y no hay mejor manera de hacerlo que con una habitación que se adapte a ellos.

En las habitaciones de los jóvenes las cosas siempre estarán fuera de su lugar de origen, si la razón principal son los trabajos o tareas del colegio -libros y papeles regados por doquier- nuestro deber es darles muebles multifuncionales, que no sólo se vean bien, sino que nos brinden innumerables espacios de almacenamiento.

En cuanto la pintura siempre es bueno elegir sus colores favoritos ya que estos crearán un entorno más personalizado. Se han visto casos de jóvenes cuya elección son colores psicodélicos o fuera de lugar (una habitación completamente negra o con colores fluorescentes), si es tu caso te recomendamos solucionarlo por medio de la negociación, por ejemplo: en vez de todas paredes color negro, puedes colocar la pared de mayor dimensión en color negro y el resto en blanco, una vez pintado es cuestión de combinar la decoración alrededor de estos dos colores, logrando un espacio acogedor y con mucha personalidad.

Debido al tiempo que nuestros hijos pasan en sus habitaciones es recomendable que tengan una fuente de luz Natural, pero no debemos olvidarnos de la luz artificial, por lo que se recomienda que cuenten con una lámpara de techo con buen voltaje, una al lado de la cama y otra en el área de estudio.

La decoración de las paredes es siempre motivo de conflicto pues a los jóvenes les gusta adherir objetos como posters o fotografías, algo que a los padres no les suele llamar mucho la atención. Para mediar esta situación podemos colocar pliegos de caucho con pinnes para las fotos o notas y se pueden enmarcar en cuadros de bajo coste los posters para que se preserven y puedan cambiarse de pared fácilmente.