Compartir

como romper una parejaA la dificultad que supone el conflicto personal de romper una pareja, hay que añadir que conocemos muy bien a esa persona, y creemos que sabemos de antemano lo que va a respondernos. Es lo que se denomina conocimiento histórico: a las palabras de los seres muy cercanos, como novios o familiares, les damos el significado que tuvieron en momentos del pasado. Hay que evitar caer en ello.

Una vez más, es necesario hacer un concienzudo análisis de nuestro interlocutor y hay que saber elegir el momento y la ocasión adecuada para comunicar lo que queremos transmitir. La propia voluntad de querer transmitir algo tiene que darnos el valor para hacerlo bien.

Al contrario que en otras situaciones de oratoria, en las que se busca deliberadamente la cercanía del interlocutor, cuando se trata de comunicar algo a una persona a la que apreciamos, hay que buscar la distancia correcta para evitar que las emociones nos desborden.

  • Locuacidad. La exposición de los hechos debe ser clara, objetiva y tajante, porque debemos dejar patente, tanto con nuestras palabras como con nuestros gestos, que no hay ningún atisbo de duda en nuestra decisión.
  • Expresión facial y lenguaje corporal: Hay que establecer contacto visual directo que demuestre seguridad, nada de esquivar la mirada o volver los ojos a derecha e izquierda. Si mientras comunicamos la decisión, sostenemos la mirada fijamente, demostramos que no tenemos nada que ocultar y que dominamos la situación. Se deben evitar los gestos bruscos y repetitivos con los brazos y las piernas, ya que demuestren ansiedad, y pueden poner nerviosa a la persona que tenemos enfrente.

En el caso de una reconciliación y no de romper una pareja, se trata de una situación armónica en la que hay que decir lo que sentimos de forma clara, objetiva y sin dar rodeos, por lo que hay que preparar el terreno, para que la realidad sea también así. Si es necesario, se pueden escribir las principales ideas en un papel y utilizarlo a modo de guión. Hay que tener en cuenta que generalmente se tiende a imaginar que todo sale mal y que nuestro mensaje no es entendido.

Las claves para romper con tu pareja

–  A la hora de romper una relación, no se deben dar rodeos. Hay que ir directa al grano.
–  Transmite tu apoyo emocional con un ligero contacto físico, como poner la mano en el hombro.