Compartir

enfrentarse a la gripeHasta el momento, no hay tratamiento que cure la gripe, pero hay remedios, como la vacuna, para hacerla más llevadera.

¿Qué causa la gripe?

La gripe es consecuencia de la infección por un virus de la familia Mixovirus influenzae, de las cepas A, B y C, que causa epidemias anualmente, sobre todo de diciembre a febrero, y entra en el organismo a través de las vías respiratorias al estar en contacto con una persona enferma.

Además, cada temporada este virus sufre mutaciones con nuevas características, que se propagan con enorme facilidad.

Precisamente, la revista Science ha publicado unos trabajos sobre los mecanismos moleculares a partir de los cuales el agente de la gripe es susceptible de aumentar su virulencia.

En primer lugar, decir que se caracteriza por dos proteínas, H (de la que se conocen 15 subtipos) y N. Pero, ¿cómo cambian?

Para los especialistas no cabe duda de que las aves acuáticas salvajes y migratorias constituyen el primer eslabón, haciendo circular el virus por otros pájaros y, con la colaboración de diversas especies animales como cerdos y caballos, ir replicando hasta llegar al hombre.

Cómo acabar con la gripe

Aunque no existe ningún medicamento que cure la gripe de manera definitiva, aquí tienes algunos consejos para sobrellevar la gripe:

  • Beber. Tomar líquidos, ya sea agua, zumos de frutas, infusiones o caldos de pollo o verduras.
  • Despejar. Los humidificadores del aire o los vahos de eucalipto, así como la administración de suero fisiológico alivian la congestión nasal.
  • Medicar. Existen fármacos que acortan el proceso sólo si se ingieren en las primeras horas. La ingesta de antibióticos debe determinarla el médico, sólo si hay complicaciones. Por el contrario, los analgésicos y mucolíticos son recomendables.
  • Dormir. Aumentar los periodos de descanso y evitar situaciones de estrés y el cansancio que alteran el sistema inmunitario y disminuyen las defensas.

La vacuna, arma eficaz

Más de cinco millones de vacunas antigripales se están distribuyendo a lo largo del territorio nacional.

Esta medida preventiva es el principal método para evitar la gripe y sus complicaciones, especialmente en las personas mayores de 65 años y niños o adultos con alguna dolencia crónica (cardiovascular, pulmonar, diabetes, insuficiencia renal) o personal sanitario que trabaje con ellos.