Compartir

cuidar los ojosUnos ojos vivos y claros, revelan juventud y optimismo. Así pueden ser los suyos si les dedica un poco de tiempo en pago de los servicios que ellos nos prestan. Lo principal es que no fuerce sus ojos. Si comprueba que su visión empieza a ser defectuosa, tiene que comenzar por visitar al oculista. Piense que no tiene más que un par de ojos para toda la vida y ¡vale la pena cuidarlos!.

Un régimen sano, una iluminación suficien­te y correcta, ejercicios de descanso ocular, llevar lentes si es necesario y tranquilidad de ánimo… es lo que se necesita para una buena vista. No obstante, largas jornadas intensas de trabajo o cualquier tipo de actividad, pueden hacer que nuestros ojos luzcan marchitos y, como decimos vulgarmen­te, tengamos la vista cansada. A continuación vamos a ofrecerle algunas sugerencias que creemos son fundamentales para cuidar los ojos.

  • Ojos apagados. Durante dos semanas, duerma una hora más cada noche. Aprenda a descansar para cuidar los ojos. Dedique una hora diaria a una ocupación que le guste y le distraiga de su trabajo habitual… y en la que no tenga que usar la vista de una manera continua.
  • Ojos cansados. Después de haber puesto la crema en la cara, acuéstese y apliqúese alternativamente compresas frías y calientes por lo menos durante media hora. Aproveche si quiere para hacerlo la hora del baño. Hágalo por lo menos seis veces.
  • Ojos hinchados (”las bolsas”). Las causas suelen ser los trastornos orgánicos o un régimen desordenado. El trata­miento indicado es el mismo descrito anteriormente, pero si no le da resultado, consulte a un médico.
  • Ojos enrojecidos. Apliqúese dos veces al día compresas de agua fría, renovándolas tan pronto como su temperatura iguale a la del cuerpo. Hágalo durante cinco minutos y no utilice nunca hielo.
  • Las ojeras. Haga lo que se indica para los ojos cansados y pruebe las compresas de manzanilla que ejercen una acción sedante, estimulan la circulación y aclaran la piel.