como cuidar las manosPreocúpese ahora cómo cuidar tus manos, porque si alguna vez pensó en un lifting, recuerde que justo esa piel no es estirable. Cuando las manos se llenan de manchas y arrugas… ya no hay vuelta.

Las manos envejecen más en invierno que en verano. Claro, porque mientras el sol estival amenaza, siempre les llega algo del factor de protección que usamos en el resto del cuerpo. Pero cuando la temperatura baja, pocas se acuerdan de proteger ese estrecho pedazo de piel donde más se nota la edad de la dueña. El sol de montaña y las bajas temperaturas hacen que la delgada piel de las manos sufra y muestre efectos de envejecimiento.

Para cuidar tus manos, sirven la mayoría de los productos que se usan en la cara y el cuerpo. De día, no está de más protegerlas con crema humectante que contenga un factor de protección solar no inferior a 6, aunque esté nublado.

El uso de guantes para realizar cualquier tarea doméstica es obligatorio. Por moderna y bien dotada de tecnología que esté su casa, en algún momento tendrá que enfrentarse al efecto de los detergentes. Y todos dañan la piel.

Como tratamiento nocturno, es recomendable aplicar crema regeneradora, de preferencia una que contenga aceites naturales (de palta o rosa mosqueta) y vitamina E. También puede recurrir a los productos que contengan extractos de frutas ácidas (AHA), cuyo efecto es parecido a un peeling superficial y activa el proceso de renovación de la piel.

Una inversión fácil y barata que rendirá buenos frutos. Vale la pena.

También puede consultar otros artículos que le ayudarán en el cuidado de sus manos:

Cuidados indispensables para manos y uñas

Tips para el cuidado de manos y uñas