Compartir

cocinar olla a presionCocinar con olla a presión es una fórmula rápida de preparar los alimentos y que tiene muchas ventajas: obtienes suculentos platos ahorrando mucho tiempo y dinero.

Cocinar con olla a presión es un sistema para ahorrar tiempo. Además, al someter a los alimentos a un tiempo de cocción menor y con menos cantidad de líquido añadido que si se utiliza cazuela, conservan mucho mejor sus propiedades nutritivas.

Se puede optar por las ollas a presión tradicionales o por las ultrarrápidas. Existen en el mercado varias marcas y modelos con diferentes precios y capacidades. Lo mejor es adquirir una que se ajuste a las necesidades de la familia, teniendo en cuenta que la olla a presión sólo se puede llenar de líquido hasta dos terceras partes de su capacidad.

No necesitan un especial cuidado de mantenimiento. Si se manipulan correctamente y se siguen las instrucciones que la acompañan, no tiene por qué haber ningún problema. Mantener los accesorios en perfectas condiciones y de la misma marca que el de la olla: respetar el tiempo de salida de vapor previo a la subida de los anillos y no abrir la olla hasta que esté fría. Todas las ollas a presión tienen una válvula de seguridad.

Estos son algunos trucos para que tengas éxito a la hora cocinar con olla a presión:

  • Cuando se cuecen legumbres, que tienden a hacer espuma, añade un buen chorro de aceite para evitar que la espuma suba y salga por la válvula de vapor.
  • Si se hace un guiso de carne con patatas, es preferible hacer primero la carne, procediendo a un enfriamiento rápido de la olla y, posteriormente, añadir las patatas cortadas y cascadas. Cuécelo todo en la olla pocos minutos.
  • Siempre que se hagan flanes, tocino de cielo o pudin, poner la rejilla en la base, apoyar el molde en ella y utilizar sólo dos dedos de agua. El molde hay que taparlo para evitar que el vapor estropee el postre.
  • Las verduras son las más beneficiadas por el uso de la olla. Necesitan muy poca agua, pues sueltan bastante si se hacen al vapor.