Compartir

cinturon seguridad embarazo

El cinturón de seguridad para coches es un dispositivo imprescindible siempre que se viaja en coche. Incluso se debe utilizar durante el embarazo. Pero la incomodidad que puede provocar sobre el vientre hace que algunas mujeres opten por no ponérselo y estar dispuestas a correr un riesgo.

El 87% de las embarazadas que viajan en coche no siguen las recomendaciones de los expertos a la hora de ponerse el cinturón de seguridad. De hecho, algunas admiten que ni siquiera se lo ponen.

A esta conclusión llegó una investigación realizada por la Universidad Loughborough (Reino Unido). Los científicos preguntaron a unas 400 mujeres sus costumbres en lo relacionado con ponerse el cinturón de seguridad durante el embarazo y los datos fueron sorprendentes, ya que muchas mujeres estaban dispuestas a correr un riesgo innecesario por el simple hecho de no estar algo incómodas.

El cinturón de seguridad es de vital importancia para la seguridad de los viajeros, sobre todo cuando se trata de mujeres embarazadas.

La razón que daban muchas de ellas es que “se sienten incómodas; así que aflojan el cinturón de seguridad o, incluso, deciden no ponérselo”, explicó el doctor Servil Acar, principal investigador del estudio.

También se debe reconocer que las administraciones tienen cierta culpa en lo relativo al uso del cinturón en el embarazo. Esto se debe a que hasta hace unos años en la mayoría de países de nuestro entorno y en el nuestro no era obligatorio que las mujeres embarazadas usaran el cinturón, entendiéndose que no ofrecía la seguridad adecuada o que incluso podría llegar a ser perjudicial.

¿Como ponerse el cinturón durante el embarazo?

Los especialistas aconsejan colocarse el cinturón de seguridad durante los nueve meses de embarazo del siguiente modo, aunque claro está las incomodidades propias de este estado no aparecerán hasta que el embarazo esté bien avanzado. La tira inferior debe cruzar las caderas, ajustándose a la barriga por debajo. Mientras que la tira diagonal se coloca entre el pecho y sobre la barriga.

El prácticamente igual de inseguro no ajustar el cinturón y dejarlo suelo que no abrocharlo, ya que el caso de accidente este no realizará su función como debe pudiendo causar daños a la madre y por supuesto también al desarrollo del embarazo.