Compartir

chocolate y belleza¿Conocéis algún alimento más placentero que el chocolate?

Su aroma, su color y su sabor hacen de él un exquisito placer en nuestro paladar nada más comerlo…

Tienes que saber que si lo tomas con moderación, de vez en cuando puedes sucumbir a la tentación.

  • ¿Estás baja de ánimos?. Si te tomas una onza conseguirás activar la producción de endorfinas, que son unos neurotransmisores que combaten la depresión y te proporcionan felicidad.
  • ¡No engorda!. Si lo tomas por sí solo, es decir, sin leche ni almendras ni nada de nada… solo cacao 100%, apenas estarás ingiriendo calorías, ya que no contiene grasas ni azúcares.
  • Tu Aliado Antiedad. Gracias a que contiene fenol, tiene un efecto antioxidante sobre nuestro organismo.

Mascarilla de Chocolate para tu belleza

Mascarilla de chocolate para tu Piel

Es una magnífica forma de: Estimular la producción de colágeno, hidratar tu piel y eliminar las células muertas.

Pon en un bol dos onzas de chocolate puro e introducelo en el microondas unos minutos hasta que se derrita (no lo pongas muy fuerte porque se puede quemar). Añade una cucharada de aceite de almendras y remueve hasta que quede una mezcla homogénea.

Cuando esté tibio procede a aplicarlo por toda tu cara, evitando la zona de los ojos y los labios.

Deja reposar 20 minutos y retiralo con una esponja vegetal y con abundante agua tibia.

¡Verás que es un estupendo remineralizante!

Para tu pelo

En este caso lo vamos a hacer al baño maría. Necesitamos tres onzas de cacao puro y vamos removiendo hasta que obtengamos una textura espesa. Aplícalo con el pelo limpio a modo de tinte. Déjalo actuar 20 minutos y colocate un gorrito de baño para que no gotee. Aplica un poco de calor con un secador para que se abran las fibras capilares y se absorban perfectamente todos los nutrientes.

Ahora lávate el pelo con champú y con abundante agua.

Con esta mascarilla a base de chocolate conseguirás aumentar la hidratación de tu pelo, potenciar su color y fortalecerlo.

Tómalo Preferiblemente…

En polvo. Os hablo del clásico ColaCao o Nesquick, una cucharadita tiene solo 33 calorías y disfrutarás como una niña pequeña.

Con Fruta. Deliciosa forma de tomar la cantidad necesaria de piezas de fruta al día.

En infusión. Coge dos onzas y deja que se deshagan en agua hirviendo… ¡Verás qué rico!