Compartir

causas quemadurasLas principales causas de las quemaduras son fuego, líquidos calientes, vapor, sol, productos químicos y electricidad. En la correcta evaluación de las medidas de primeros auxilios frente a una quemadura, deberán contemplarse la fuente de energía, la extensión de la injuria y el grado de la quemadura. Las quemaduras están clasificadas generalmente según su profundidad y extensión.

Quemadura de primer grado

Limitada a la capa más externa de la piel (epidermis). La piel está roja y sensible, puede haber hinchazón sin ampollas. Generalmente no se considera una quemadura seria.

Quemadura de segundo grado

Involucra a la epidermis y a la dermis subyacente. Al dolor, al rubor y a la extrema sensibilidad se agregan ampollas significativas. Estas quemaduras no son graves mientras el área involucrada no sea extensa y no se agreguen infecciones secundarias.

Quemaduras de tercer grado

Incluye la destrucción de toda la profundidad de la piel y también están dañados los tejidos subyacentes. La piel puede estar blanca o ennegrecida. Aunque estas quemaduras pueden ser serias, en general no producen dolor porque los nervios han sido destruidos.

¿Qué quemaduras requieren tratamiento médico?

  • Todas las quemaduras extensas, incluidas las producidas por el sol.
  • Todas las quemaduras de segundo grado mayores de 2 a 3 cm. de diámetro, o aquellas que involucran las manos, cara o genitales.
  • Todas las quemaduras de tercer grado independientemente de su tamaño.

Quemaduras menores

Las quemaduras menores incluyen las producidas por el sol y las pequeñas quemaduras por objetos calientes.

¿Cuál es el tratamiento adecuado de las quemaduras de primer grado?

Limpie la quemadura con un chorro de agua corriente fría y compresas mojadas aplicadas sobre la piel.

Limpieza del área quemada, crema con Aloe vera, aspirina o ibuprofeno, podrán aliviar el dolor. Normalmente no se requieren otros cuidados médicos.

Tratamiento quemaduras de segundo grado menores de 2 a 3 centímetros de diámetro

  • Enjuagar el área con agua fresca, limpiar generosamente con agua y jabón, y enjuagar nuevamente. Rociar con antiséptico en spray y cubrir el área con gasas estériles.
  • No agregar geles oleosos, margarina, grasa, aceite, manteca u otro remedio casero.
  • Evite romper las ampollas, ya que incrementa el riesgo de infección. Si las ampollas se infectan, solicite atención médica.

Quemaduras mayores

Conductas en la urgencia para el tratamiento de las quemaduras

  • Sacar a la víctima del fuego. Empapar las partes quemadas y enjuagar los productos químicos de la superficie cutánea.
  • Si la vestimenta está en llamas, acostar a la víctima y extinguir las llamas con agua o cubriéndolas con una manta o abrigo, y hacer rodar a la víctima lentamente en una manta o abrigo. No permita que la víctima corra, correr ventila las llamas y expende las quemaduras al cuerpo superior y la cara.
  • Todas las quemaduras extensas de segundo grado requieren tratamiento médico. En este caso controlar la respiración, circulación, y los signos de shock, y tratar apropiadamente. Después busque otros daños serios y trátelos.
  • Aplique compresas frías para llevar la temperatura de la piel a la normalidad. Evite el enfriamiento prolongado sobre grandes áreas porque puede conducir a un excesivo enfriamiento corporal.
  • Enrollar bien a la víctima en una sábana limpia y llame al servicio de emergencias. Si no es posible transpórtela usted mismo a un servicio de emergencias.
  • No trate de removerla ropa quemada u objetos que estén adheridos al área quemada, y no agregue ungüentos u otra medicación.
  • La pérdida de fluidos corporales, complicaciones pulmonares, e infecciones, son los mayores riesgos en las quemaduras extensas. Todas las quemaduras extensas deben ser tratadas en un centro especializado.

Quemaduras por productos químicos

Conducta cuando la causa de la quemadura son los productos químicos:

  • Si el producto químico contiene instrucciones de primeros auxilios, sígalos.
  • Comience de inmediato colocando el área quemada bajo agua corriente y continúe enjuagando por lo menos durante cinco minutos o más.
  • Si el químico lo salpicó en un ojo, irrigar el ojo dañado con agua fresca. Asegúrese de que el ojo esté abierto y la cabeza en posición de manera que el agua no corra dentro del otro ojo. Si ambos ojos están involucrados, enjuáguelos simultáneamente volcando las cabezas hacia atrás. Irrigar por lo menos durante cinco minutos, después cubra el ojo con compresas estériles y lleve a la víctima al hospital de emergencias.

Nota: no todos los daños causados por químicos son quemaduras. Algunos, como las causadas por hidrocarburos líquidos (pe. freón) producen congelamiento. En estos casos las personas deben ser tratadas por lesiones cutáneas producidas por frío. Otros químicos son absorbidos por la piel y produce una reacción tóxica. Cuando se trabaja con productos químicos peligrosos, utilice guantes protectores e indumentaria segura. Si la piel está expuesta a productos químicos, lave el área expuesta y llame a urgencias.