Compartir

canceres frecuentes en mujeres

La detección oportuna de las cánceres más frecuentes en mujeres, obedece al problema mundial del elevado índice de muerte de mujeres que fallecen cada año por presentar dos tipos de cáncer:

  • El cáncer cervico uterino.
  • Cáncer de mama o de seno.

Como podrás imaginarte, existen muchos tipos de cáncer que la mujer puede tener, sin embargo, por ser estos dos los más frecuentes y los que pueden ser 100% curables al detectarse a tiempo, son los que las autoridades sanitarias de todo el mundo dedican mayor esfuerzo económico y educativo.

¿Cuándo suele aparecer el cáncer de mama?

El cáncer de mama puede aparecer principalmente en mujeres entre los 40 y 55 años de edad, sin embargo a lo largo de toda su vida posterior a la menopausia es probable de que pueda ocurrir.

Las mujeres que tienen mayor probabilidad de adquirir estos tipos de cánceres:

  • Mujeres con antecedentes familiares de cáncer.
  • Inicio de vida sexual desde muy jóvenes.
  • Mujeres que han tenido muchos hijos (multíparas).
  • Obesidad.
  • Tratamiento a base de Estrógenos prolongado sin progesterona.

¿Cómo Detectar el cáncer de mama?

El Cáncer de mama es más fácil de prevenir y la mujer debe aprender a examinarse a diario para detectar la presencia de bolitas o bultos en el pecho (nódulos), que podrían no ser normales por ser muy grandes o por producir molestas.

Se debe acudir por lo menos una vez al año con el ginecólogo para esta detección. El auto examen mamario, se realiza preferentemente después de la menstruación.

En el caso de que existan nódulos sospechosos en el examen se deberá de realizar una radiografía especial de la mama, llamada mamografía o un ultrasonido de la glándula. Se recomienda que si el nódulo es mayor de 2 o 3 centímetros se extirpe para analizar.

Es importante nunca quedarse sin atender bajo la menor sospecha de anormalidad en estos dos cánceres frecuentes en mujeres, ya que el cáncer puede hacer metástasis con relativa prontitud y de ésta manera convertirse en un mal incurable e invadir otras estructuras como pulmones, hueso, riñones u otros dependiendo cual cáncer se trate.

¿Y para evitar el cáncer cervicouterino?

Para evitar el cáncer cervicouterino, se recomienda acudir por lo menos una vez al año para la realización del papanicolao o citología. Un procedimiento sencillo por medio del cual el especialista introduce en la vagina unos separadores y con un aplacador toma una muestra del moco y de las células que se encuentran en el cuello de la matriz.

Esto se analizará por un patólogo y en poco tiempo te informarán si existen células malignas o cambios anormales en el cuello. También te informará si existe infección.

En caso de que existan células malignas se podrá dar tratamiento hormonal por un tiempo, si el problema persiste se realiza un procedimiento quirúrgico que es el cono biopsia, en donde se quita parte del cuello del útero. Esto es curativo en un elevado porcentaje, pero si el cáncer está relativamente avanzado, se procede a realiza una extirpación del útero llamada histerectomía.