Compartir

Riscos de Tibataje Hierro senderismoEl sendero que ahora describimos es uno de los más espectaculares de la isla de El Hierro, en especial por la impresionante vista que se percibe a lo largo de su recorrido, así como por la importancia histórica que ha tenido para la población herreña. Atraviesa el gigantesco acantilado conocido como Risco de Tibataje, que domina una amplia depresión semicircular, de unos 20 km2 de extensión: el Valle de El Golfo.

Su origen se atribuye a un episodio de carácter catastrófico y repentino, tras la formación en un periodo largo de tiempo de un gran edificio volcánico central, cuya cima se situaría entre la vertical del pico de Malpaso y la del pueblo de Tigaday con una altura próxima a los 2.000 m. El excesivo crecimiento de este estratovolcán –de abrupta pendiente- provocaría la inestabilidad gravitacional de sus laderas, que en una fecha imprecisa -hace varias decenas de miles de años- se deslizarían masivamente en forma de avalancha, derramándose por el talud submarino. Como consecuencia, se originaría una amplia bahía -El Golfo- circundada por un escarpado anfiteatro de unos 25 km. de longitud y alturas superiores a los 1.000 m. Esta bahía se rellenaría mediante erupciones posteriores, configurando el valle actual.

El Risco de Tibataje constituye el tramo más espectacular de este anfiteatro, con inmensos paredones verticales, cuyas alturas se hallan comprendidas entre los 1.100 m y los 300 m, construidos por el apilamiento de centenares de coladas de lava que formaban el antiguo edificio volcánico desmantelado. En los sectores más inaccesibles al norte del sendero se localiza el hábitat de los auténticos lagartos gigantes de El Hierro (Gallotia simonyi machadoi), el reptil más amenazado de Europa, sin que se haya podido determinar con exactitud el número de ejemplares, que oscilaría entre los 150 y los 1.000.

Normas

  • No recolectar piedras, plantas o animales.
  • No introducir plantas o animales ajenos a los ecosistemas, en este caso muy sensible debido a la presencia de una especie endémica amenazada: el lagarto gigante de El Hierro.

Descripción del sendero

El sendero se inicia en la parte alta del risco, junto a la ermita de Nª Sª de la Peña, que acoge la imagen de esta Virgen, muy venerada en el norte de la isla. Desde aquí se tiene una vista perfecta de los Roques de Salmor, un total de 8 peñascos donde se descubrieron por primera vez los famosos lagartos –mal llamados gigantes- (Gallotia simonyi simonyi), muy próximos genéticamente a los anteriores. Extinguidos por la acción humana, en la actualidad se ha procedido a la reintroducción de la subespecie machadoi en los roques. Hacia el norte y sobre el borde superior del escarpe se observa un cono volcánico –la Mña. del Risco-, que sólo conserva su mitad oriental debido al retroceso del cantil. Con un poco de suerte, veremos numerosas aves, entre ellas el águila pescadora (Pandion haliaetus) y el halcón (Falco peregrinoides).

La estrechez del camino y su trazado en zig-zag, al tener que adaptarse a la verticalidad de la orografía, caracterizan nuestro recorrido, que todavía conserva buena parte del empedrado primitivo. A veces atravesamos abruptas barranqueras, conocidas como “fugas”, mientras que en la base del escarpe se extienden los taludes de derrubios –los “rodaderos”- originados por los no raros desprendimientos.

La vegetación que encontramos a lo largo del camino corresponde a un fayal-brezal, bastante abierto y de porte arbustivo, en el que destacan los brezos (Erica arborea), algunas fayas (Myrica faya) y la jara (Cistus monspeliensis). A medida que se desciende predomina la vegetación rupícola, desarrollada en zonas rocosas y acantiladas, en la que abundan los endemismos, como la sanjora (Aeonium hierrense).

Aunque no existen pruebas materiales al respecto, se estima que el camino ya fue utilizado por los bimbaches en época prehistórica, y siguió siéndolo tras la conquista europea, de manera que hasta hace relativamente poco tiempo constituía una de las principales vías de comunicación entre la zona de Valverde o Los Barrios y el Valle de El Golfo. Por este camino los vecinos de la parte alta de la isla, con sus ganados y enseres, se trasladaban al valle dos veces al año, en una práctica conocida como la “mudada” o la “muda”. Este desplazamiento que, inicialmente, sólo buscaba pastos para los rebaños, acabó adquiriendo un carácter agrícola. En invierno se descendía a El Golfo para el trabajo de la vid y la siembra de papas, millo y legumbres, mientras que la “mudada” de verano tenía como objeto la vendimia y una nueva siembra de papas. Por este sendero se desciende, igualmente, la imagen de la Virgen de los Reyes, durante las fiestas cuatrienales de la Bajada de la Virgen.

El sendero finaliza en Las Puntas, donde se encuentra un pequeño embarcadero –el puerto de Punta Grande-, a través del que entraban y salían de El Golfo los viajeros y mercancías, en especial los vinos y aguardientes.

Equipamiento

  • Invierno: ropa de abrigo, debido a la posibilidad de vientos fuertes.
  • Verano: ropa ligera.
  • Es conveniente llevar calzado apropiado e, incluso, bastones, debido a la fuerte pendiente del sendero en algunos tramos.
  • Es conveniente llevar alguna protección para la cabeza, gafas de sol y protectores solares, debido a la fuerte insolación en días despejados.

Recomendaciones

  • Llevar siempre, al menos, 1 litro de agua y algún tipo de comida ligera, aunque existen algunos bares y restaurantes en el Valle del Golfo. Las fuentes o manantiales que se puedan encontrar no siempre son potables.
  • No abandonar nunca el sendero, no sólo por los posibles daños a la vegetación y a la fauna, sino para evitar riesgos innecesarios.
  • Se recomienda llevar cámara fotográfica, prismáticos e, incluso, una guía para la identificación de plantas y animales para los verdaderos amantes de la naturaleza.
  • Debido a la verticalidad y altura del acantilado que atraviesa el sendero, ha de extremarse la precaución y no acercarse en exceso al veril del mismo.

Ficha técnica

Nombre Camino de la Peña (Riscos de Tibataje, El Hierro)

Inicio Ermita de Nª Sª de la Peña

Final Caserío de Las Puntas

Longitud 3.694 m.

El tiempo 4 horas

Dificultad Media

Interés Geológico Extraordinario

Interés Botánico Medio

Interés Faunístico Alto

Interés Cultural Alto