Compartir

La Larri SenderismoEn la cabecera del Valle de Pineta, salvando una de las morrenas más importantes del Pirineo, se encuentra el bosque de La Larri. Se trata de una densa masa forestal magníficamente conservada al borde del territorio del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en el impresionante marco del Circo de Pineta. La senda ecológica ha sido creada por el Parador de Turismo de Bielsa, en concreto ha sido el primer establecimiento de la Red en crear un itinerario autoguiado por los alrededores del hotel. Se trata de una senda botánica que con la ayuda de los pertinentes carteles (estacas verdes) y un pequeño librito editado por el propio Parador, muestra hasta un total de 30 especies distintas. Para evitar abrir nuevos senderos en este bosque de excepcional valor, la senda aprovecha el trazado del Sendero de Gran Recorrido a su paso por la zona y remonta la ladera que separa la ermita de Nuestra Señora de la Virgen de Pineta, donde se inicia el recorrido, y los Llanos de La Larri.

El recorrido comienza con los ejemplares de olmo y el fresno -aquí llamados urmo y fleixin- que crecen junto a la ermita, pero pronto la lista empieza a engrosarse. Plantas herbáceas, árboles y arbustos entre los que se encuentran la mayoría de las especies botánicas importantes del valle. La Balle Berde.

El recorrido puede cubrirse perfectamente en 45 minutos, pero no se trata de atravesar sin más un tramo del G.R., sino de caminar con calma, apreciando la mucha vida que crece en el bosque; detenerse a observar minuciosamente las hojas, las flores, los tallos. Con más detalle disfrutaremos del colorido de los pétalos, de la forma de las corolas, de la disposición de los frutos y las ramas, de las marcas características y diferenciadoras sobre las hojas (como es el caso de las lobulaciones del roble). Sería recomendable dedicar unas dos horas o dos horas y media para realizar esta excursión. Aunque el objetivo del camino ecológico de La Larri es fundamentalmente florístico y nos anima a conocer y cuidar el bosque, no hay que perder de vista la vida animal que ha hecho de él su morada. Prismático en mano es buena ocasión para conocer de cerca el hábitat de carboneros, herrerillos, petirrojos, picos dorsiblancos, cárabos, pitos negros, trepadores azules, jabalíes, tejones,…

Accesos

Desde Huesca por la N-240 hasta Barbastro. De aquí por la N-123 dirección Benabarre y Lleida para abandonarla muy pronto y tomar la A-138 hasta Bielsa. Desde Bielsa por la carretera del Valle de Pineta hasta el Parador de Turismo.

 Dificultad

Baja.

Duración

2 horas y 30 minutos.

Distancia

3 kilómetros con un desnivel de casi trescientos metros.

Flora

Se trata de un bosque en el que además del haya, principal especie del recorrido, crecen multitud de las plantas más representativas del Parque Nacional, lo que le ha convertido en uno de los mejores lugares para implantar esta senda botánica.

Fauna

Además de micromamíferos, la mayor presencia animal se encuentra en los pequeños pájaros: carboneros, herrerillos, trepador azul, petirrojo, etc. Posibilidad de encontrar quebrantahuesos, águila real y buitre leonado.

Época Recomendada

Todo el año, aunque el momento glorioso de este bosque de frondosas sea seguramente el de su colorido otoñal.