Compartir

calor depores y liquidosUn aspecto importante, válido para cualquier época del año, es la reposición de líquidos corporales que se pierden durante el día por la orina, el sudor y las heces. Debemos beber como mínimo lo que diariamente eliminamos, independientemente de tener sed o no, de ser verano o estar en cualquier otra época del año.

Como valor medio, se recomienda beber dos litros y medio por día, equivalente a las pérdidas hídricas en ese tiempo de un individuo sano, aunque en verano pueden ser necesarios ciertos ajustes, en función de la actividad realizada.

Las vacaciones y el tiempo libre animan a realizar deportes de más o menos esfuerzo, que no se practican el resto del año. Esta situación debe ser reponsablemente controlada e ir aumentando el esfuerzo de forma progresiva, de acuerdo con la respuesta del organismo y paralelamente al aporte de nutrientes necesarios para mantener un buen estado de salud.

Cuando se practica un deporte con moderación, de forma regular, sólo es necesario ajustar ligeramente los nutrientes de la dieta, añadir los carbohidratos y líquidos extras necesarios, según la intensidad del ejercicio y las necesidades calóricas en función de la edad.

Es muy importante para personas que practican algún deporte beber el agua suficiente. Por regla general, se establece un suplemento de un litro de agua al día por cada hora de ejercicio, pero se puede superar esta indicación según el calor y la humedad del ambiente. Es necesario beber antes, durante y después del ejercicio físico, sin esperar a tener sed, para mantener un óptimo estado de hidratación corporal.