Belleza

Bronceador natural casero

Compartir:

bronceador natural caseroCon la llegada del verano, también llegan las ganas de lucir una piel bronceada pero ¿Cómo conseguirlo de una manera rápida, sin dañar nuestra piel y sin tener que recurrir a caros productos?

Podemos crear nuestro propio bronceador natural, con el que nuestra piel  alcanzará ese dorado que buscamos. Pero debemos de tener en cuenta que la exposición prolongada al sol puede perjudicar nuestra salud, por lo que debemos ser precavidos y permanecer un tiempo máximo, además de tomar mucha agua.

Un beneficio adicional de utilizar un bronceador natural es que conocemos perfectamente el origen de todas las sustancias que lo componen, algo que no siempre sucede con los comerciales pudiendo contener estos en algunas ocasiones sustancias químicas sospechosas, especialmente cuando hablamos de cremas baratas. Entre estas posibles sustancias peligrosas se encuentra la oxibenzona que puede afectar negativamente al sistema hormonal.

Podemos tomar  zumo de zanahoria para incrementar el efecto, ya que al ser rica en betacaroteno actúa sobre la producción de vitamina A, dejando un bronceado natural y duradero.

Preparación del bronceador natural

Ingredientes

  • 4 Cucharadas de aceite de almendras o aceite de oliva.
  • 2 Cucharas de aceite de coco.
  • 2 cucharas de óxido de zinc (Tenga cuidado de no inhalar el polvo)-
  • 125 ml de zumo de zanahoria.
  • Unas gotas de limón.
  • 75 gr. del liquido del aloe vera u otro aceite esencial que se ajuste a gustos como vainilla.

Lo mezclamos todo en un recipiente  y agitamos antes de ponérnoslo. Cómo ven la preparación de este bronceador casero es muy sencilla y es realmente fácil encontrar todos los ingredientes necesarios para su fabricación.

Notas sobre el bronceador

  • Tenga en cuenta que este protector solar natural no es completamente a prueba de agua, por tanto si decide darse un baño lo ideal es que renueve la aplicación.
  • La protección solar se sitúa entorno a SPF 20, si desea una mayor protección deberá incrementar la cantidad de óxido de zinc.
  • El bronceador casero debe conservarse en un lugar freso y seco, preferiblemente la nevera.
  • Puede añadir cera de abeja para hacer más espesa la crema.