Compartir

mountain bike san vicenteLa sierra de San Vicente es una alineación montañosa entre los 800 y 1.350 m. de altura, ubicada en la provincia de Toledo, entre los valles del Tiétar y Alberche. Está considerada como las primeras estribaciones al sur de Gredos. Alberga gran variedad de ecosistemas y hermosos paisajes, entre los que podemos destacar algunos de los mejores castañares de España; principal especie que tiñe de color esta bonita y bastante desconocida comarca, salpicada por pueblos de arquitectura popular y vestigios históricos.

La sierra fue utilizada en el siglo II a.d.C. como corazón de las campañas del lusitano Viriato, que trajo de cabeza a las legiones romanas, sirviéndose de estos parajes como refugio. De hecho parte de la ruta discurre por la denominada “senda de Viriato”, supuestamente utilizada por éste, entre el paraje del Piélago y el pueblo de Almendral de la Cañada; importante lugar de paso en otros tiempos de la Cañada Real Leonesa.

Comenzamos la ruta en bicicleta de montaña en el pueblo del Real de San Vicente, centro turístico por excelencia de la comarca, pueblo agazapado entre montañas, con relevantes ejemplos de arquitectura serrana y magníficos alrededores.

Tomamos la C/ Barrio Nuevo de final empedrado que termina en un camino con casas de piedra a ambos lados, punto que tomamos como km. 0. Es el camino que lleva a “Las Moriscas” y por el que rodaremos bordeando la Cabeza del Oso, peña de 1.101 m. que utilizaremos como referencia a nuestra izqda. durante este tramo del recorrido. Esta primera parte nos permitirá conocer un típico paisaje rural de huertas, olivos, higueras y árboles frutales, entre retazos de bosque mediterráneo donde predomina la encina.

En el km 1.4 desvío a la izqda. entre vallas de piedra que delimitan las pequeñas parcelas. Cómodo camino que a unos tres kms. nos sorprende con una dura rampa a cuyo término tomamos un nuevo desvío a la izqda. La vista hacia atrás es preciosa, se ve todo el recorrido hecho y el omnipresente Cerro del Oso. Nuevo cruce que tomamos a la izqda. hacia unas casas en ruinas. A partir de aquí cambia el paisaje, ahora entre viñas. Debemos seguir el camino de trazado más claro que hacia la izqda. nos lleva en dirección al Cerro del Oso, en cuya base observamos un hermoso robledal salpicado de tonos ocres.

Sobre el km. 6 pasamos una cancela para ganado y cambio de vistas hacia el valle del Tiétar. Rodamos paralelos a la carretera con una elevada vista sobre unos castañares que atravesaremos al final de la ruta. El camino termina en la gasolinera (km. 7.5), bajamos por la carretera dirección a El Real y unos 200 m. más abajo desvío a la dcha. con cartel de “albergue y piscina municipal”. Éste nos adentra en una nueva zona de huertas con desvíos a la izqda. que dejaremos, siguiendo por el camino de más claro trazado que entre enormes castaños nos lleva a la piscina municipal; de aquí un desvío a la izqda. nos conduce hacia el albergue municipal que pronto nos depara el primer duro repecho de la jornada. Subimos con fuerte desnivel por un piso hormigonado que se desvía a la dcha.; el trazado está despejado de árboles por lo que podemos observar el bonito paisaje que nos rodea y que poco a poco nos deja intuir frente a nosotros el trazado de la carretera entre El Real y Navamorcuende, que nos lleva al paraje del Piélago.

Sobre el km. 9.6 pasamos junto al edificio del albergue municipal. La subida en mountain-bike es dura, pero nos recompensa con la belleza del entorno. Casi con total seguridad nos veremos obligados a empujar la bici hasta casi coronar el puerto donde cogemos la ctra. en bajada hacia la izqda. En seguida aparece un nuevo camino a la dcha. antes de las ruinas del convento de las carmelitas. Rodamos por un hermoso valle a 1.200 m. de altura conocido como el Piélago, uno de los puntos de mayor valor paisajístico del recorrido. Pasamos junto a unos carteles indicativos del “centro emisor del valle del Tiétar” y si prestamos atención a nuestra izqda. veremos un antiguo pozo de nieve. Por aquí el camino es llano lo que permite recuperarnos, con unas vistas de un bosque mixto de castaños, robles y coníferas, que parece sacado de otras latitudes mas norteñas.

Llegamos a un alto con paso canadiense y seguimos por un desvio a la dcha. que sigue el trazado de una valla que da paso a una rápida, fria y bonita bajada a Almendral de la Cañada. A medida que nos acercamos al pueblo en nuestras bicicletas de montaña, el bosque se va aclarando hasta que sobre el km. 22 llegamos a un cruce de caminos, justo antes de entrar en el pueblo. Cogemos a la dcha. un camino ancho que discurre entre fincas con prados verdes y olivos. Hemos de prestar atención, pues a algo más de 1 km. sale un camino a la dcha. entre un par de casitas, que por una dura subida nos conduce de regreso a la gasolinera de El Real, atravesando un precioso castañar. En total unos 30 km. de bonito, variado y duro recorrido.

Guía practica del sendero

ACCESOS: Toledo. Desde Talavera de la Reina por la CM-5001 o por la C-503 desde Sotillo de la Adrada. Está a unos 120 km. de Madrid y 80 de Toledo.

DIFICULTAD: Ruta dura con fuertes desniveles de trazado poco claro, con multiples desvíos en los que será necesaria cartografía 1:25.000 de la zona y una buena dosis de intuición.

DURACIÓN: Se necesita media jornada, pero se recomienda salir de mañana por si en algún punto nos despistamos y tardamos en encontrar el camino de regreso.

ÉPOCA DEL AÑO: Clima benigno sin grandes contrastes. Aunque es necesario llevar ropa de abrigo la bajada desde el Piélago a Almendral puede ser muy fría.

FLORA: Extremadamente variada va desde los huertos, viñedos, olivares, enebrales al monte mediterráneo, robledales, pinares y castañares.

FAUNA: Además de la variada fauna autóctona nos llamará la atención la abundancia de burros en la zona.

CARTOGRAFÍA:

mapa mountain-bike san vicente