hayedo de montejo mountainbikePara muchos el otoño es la época de máximo esplendor en el bosque, especialmente en el bosque caducifolio atlántico, donde el haya es la reina indiscutible. Muy común en latitudes norteñas, es difícil de encontrar en el resto de la Península, donde cuenta con reductos bosques ajenos a la realidad vegetal circundante como el Hayedo de Montejo, uno de los más meridionales de Europa y el único de Madrid. Está ubicado en la denominada Sierra Pobre, cerca del puerto de Somosierra y en el límite con Guadalajara.

Las hayas llegaron aquí en la época postglaciar, resistiéndose a desaparecer de esta ladera de la Sierra de la Cebollera debido a la conjugación de varios factores como la orientación noroeste, que impide la insolación excesiva y atrapa vientos húmedos y tormentas incluso en los meses estivales. La disposición en laderas, que favorece el drenaje del suelo ya que el haya no tolera las superficies encharcadas, y un uso racional en el aprovechamiento del bosque desde antaño han permitido que lleguen hasta nuestros días árboles centenarios que conforman este tesoro botánico, tanto por su rareza como por su estado de conservación. Aunque debemos aclarar que no se trata de un hayedo puro, sino de un bosque mixto de hayas y robles, un aspecto que favorece aún más su atractivo cromático durante el otoño. Roble melojo, albar y común acompañan al haya junto con un variado cortejo característico del bosque atlántico como son los acebos, serbales, majuelos, avellanos, cerezos silvestres, endrinos, etc.

El Chaparral de Montejo, como también se denomina, ocupa unas doscientas cincuenta hectáreas protegidas en la falda del Monte del Chaparral y está declarado Sitio Natural de Interés Nacional. Comprado a un vecino de Sepúlveda en 1.460, ya era entonces motivo de interés para Alfonso XI, aficionado a la caza de osos y jabalíes.

Régimen de visitas

Ante las numerosas visitas y por necesidades de conservación la agencia de medio ambiente clausuró el lugar regulando el régimen de visitas. Para acceder a él se necesita una autorización del Centro de Recursos de Montejo de la Sierra, que debe solicitarse con antelación especialmente en estas fechas. A los afortunados que dispongan de ella, enhorabuena. A los demás no nos queda más remedio que presentarnos temprano en el Centro de Recursos por si faltase alguien a la visita, o realizar el recorrido alternativo que vamos a proponer. Aunque carece del atractivo de introducirnos en el hayedo, nos permitirá obtener una bonita “vista de pájaro” de su ubicación y su entorno. Algo que no deberían perderse ni los que visiten el interior del bosque.

Las fechas en que el hayedo presenta su tono más intenso no son exactas. Suelen coincidir con las dos últimas semanas de octubre y la primera de noviembre, dependiendo de cuando aparezcan las primeras heladas nocturnas. La mejor hora es el amanecer, donde nos esperan escarcha, nieblas matinales, juegos de luz y color, y mucho frío.

El itinerario que proponemos comienza en el mismo Puerto del Cardoso, donde podemos aparcar el coche. Una pista forestal dirección noroeste nos conduce por una zona sin árboles con bonitas vistas del pueblo del Cardoso al fondo del valle del Jarama. A quinientos metros encontramos una casa de piedra con bifurcación (ambos caminos confluyen más adelante). Deberemos coger el de la derecha. Posteriormente, rodaremos por el borde de un pinar salpicado de robles. A unos dos kilómetros surge una valla de piedra a la derecha que da vistas al hayedo. En el kilómetro 3 aparece a la izquierda la pista que dejamos al principio. Un kilómetro más arriba existe la mejor vista sobre el hayedo, en una zona donde crecen acebos, escaramujos, serbales y abedules, que dan toques de color a este recorrido. A partir de aquí el camino discurre entre pinos y continua hasta el puerto de Somosierra, distante unos veinticinco kilómetros del puerto del Cardoso. El recorrido se puede hacer a pie o en bicicleta de montaña. El acceso en vehículo está prohibido.

Accesos

Por la N-I, la carretera de Burgos, un kilómetro después de Buitrago deberemos tomar un desvío a la derecha en dirección a Gandullas y Prádena. A continuación, hay que seguir hasta Montejo, atravesar el pueblo y salir en dirección a la Hiruela, donde cogeremos el desvío a la izquierda hasta el puerto del Cardoso. La entrada del Hayedo se encuentra bajando el puerto.

Dificultad en mountainbike

Ninguna.

Duración

Dependerá del tramo de camino que deseemos recorrer.

Climatología

Propia de zona de montaña. Frío, nieblas y posibles lluvias.

Época recomendada

Es aconsejable la primavera y el otoño.

Flora

El camino discurre por una zona de pinar salpicado de robles con retama, piornos y helechos, abedules, escaramujos, acebos, servales… Árboles que dan un toque de color añadido a las vistas sobre el hayedo.

Fauna

Zona de paso migratorio donde podemos observar bandos de aves como los piquituertos. Ratoneros, buitres, águila real, zorros, corzos, jabalíes, entre otras especies, pueblan esta parte de la sierra..

Cartografía

hayedo montejo mapa