Alimentación

Los beneficios de la dieta mediterránea. Adelgace con buen sabor de boca

adelgazar con la dieta mediterranea¿Quiere adelgazar y estar saludable? Entonces tienes que imitar lo que comen españoles, franceses, italianos y griegos. Tanto médicos como nutricionistas coinciden en recomendar la dieta mediterránea como modelo a seguir, porque está basada en dos principios alimenticios muy beneficiosos para la salud: variedad y moderación.

Dicen que los españoles y franceses, en especial, somos los más envidiados del planeta: no hacen deporte, fuman, comen mucho queso y beben vino a lo largo del día (60 litros por persona al año), sin que por ello padezcan de los mismos graves problemas de salud que afectan al resto de los países occidentales. El secreto está en lo que comen y en la forma en que cocinan y mezclan los alimentos.

La dieta mediterránea utiliza mucho las verduras y las frutas, cereales, arroces, legumbres, pescado y aceite de oliva. Se da preferencia a las carnes blancas sobre las rojas y, a la hora de cocinar, en cazuela, hervidas, al horno y a la plancha emplean muchas hierbas aromáticas.

El ajo y la cebolla nunca faltan y ya se saben que ambos actúan como antibióticos naturales. La cebolla es un gran diurético y el ajo reduce los niveles de colesterol malo. Entre las comidas se toma un vaso de vino tinto, el que opera como antioxidante y protege de las enfermedades coronarias. El aceite de oliva es de uso indiscutido, ya sea para cocinar o para aliñar los alimentos crudos y de él también se ha comprobado que ayuda a mantener sin grasa las arterias, además de la piel hidratada.

Entre los pescados, se consumen preferentemente a la plancha grandes cantidades de sardinas y boquerones, ricos en grasas poliinsaturadas que ayudan a mantener las arterias libres de depósitos de colesterol.

La ensalada se sirve principalmente a modo de entrada, con gran variedad de hortalizas crudas que poseen mucha vitamina C y fibra. Además, como tentempié se opta por los frutos secos, nueces, avellanas y almendras.

Controlando la cantidad, ya dijimos que la moderación es una de las premisas básicas de esta dieta, se pueden perder hasta tres kilos en un mes.

¿No tiene tiempo para preparar grandes comidas? He aquí unas cuantas recetas sencillas de ensaladas para el verano que se nos aproxima basadas en la dieta mediterranea.