Compartir

las bebidas isotónicasEn situaciones en las que el organismo tiene una pérdida importante de líquidos, sudor, orina… se eliminan también una gran cantidad de sales, cuya función consiste en mantener el equilibrio iónico de los líquidos. La disminución de sales de los líquidos circulantes condiciona que las células intenten equilibrar esta pérdida a costa del aporte de sales de su interior, con el consiguiente «vertido» de líquidos internos al medio circulante y la deshidratación secundaria derivada de este proceso.

Por esta razón, es necesario reponer de forma paralela líquidos y sales; aquí entran en juego las bebidas isotónicas. La concentración de sales en su composición es muy semejante a la de nuestro organismo, así que resultan válidas para una reposición rápida de electrolitos.

Aunque en condiciones normales, de bajo esfuerzo físico, la ingesta de  bebidas isotónicas no es necesario -excepto por el placer que suponga tomarlas-, su demanda ha aumentado en los últimos tiempos y los fabricantes ofrecen distintas composiciones, complementando estas bebidas isotónicas con carbohidratos, vitaminas, saborizantes y aromatizantes, según la marca.

Sin embargo en para el caso de deportistas, que han realizado recientemente un ejercicio o lo están realizando en un momento las bebidas isotónicas son una excelente forma de recuperar nutrientes de manera rápida, y mucho más completa.

No hay que confundir este tipo de bebidas, con las que se conocen comúnmente como bebidas energéticas, que contienen altos indices de cafeina y/o taurina y que pueden acarrear algunos problemas