Compartir

bañar del bebéEl baño es fundamental para el bebé. Ayuda a mantener su salud y le brinda la posibilidad de afianzar los vínculos con su familia.

El baño es parte activa del proceso de desarrollo en la esfera afectiva del bebé.

Es uno de los momentos más placenteros que pueden disfrutar los padres y su bebé, jugando con él y acariciándolo.

Cuando el bebé se encuentra en el agua, a temperatura adecuada y en un ambiente confortable, le recuerda a la seguridad y tranquilidad del vientre materno.

Consejos a la hora del baño del bebé:

Los padres deben tratar de estar tranquilos y sin apuro. Disponer de unos minutos para disfrutar de un rato placentero con su bebé.

Si quieren transmitirle seguridad y confianza, deben procurar sentir ellos seguridad y confianza.

¿Cuáles son los elementos indispensables a la hora del baño?

  • Bañadera: Las hay rígidas ó plegables, de material sintético, siendo ambas recomendables.
  • Utilizar jabones neutros o de glicerina, evitando aquellos jabones con esencias, perfumados o con colorantes.
  • Toalla grande y suave.
  • Ropa limpia y pañales.

¿Cuál es la temperatura adecuada del ambiente y del agua para bañar al bebé?

  • La temperatura del ambiente debe estar entre los 22 y 25 grados centígrados. Es aconsejable preparar todos los elementos indispensables antes del baño del bebé, para no entrar y salir del ambiente durante el baño, EVITANDO así las corrientes de aire .
  • La temperatura del agua debe estar entre los 34 y los 37 grados centígrados(tibia). Si carecemos de termómetro de baño, podemos constatar si está tibia sumergiendo nuestro codo o la parte interna del antebrazo.
  • Siempre colocaremos primero el agua fría, agregándole gradualmente agua caliente (movemos el agua para mezclarla) hasta alcanzar la temperatura deseada, evitando la posibilidad el bebé se queme al introducirlo.

¿Cómo bañamos al bebé?

Una vez que tenemos TODOS los elementos para el baño del bebé, le quitamos la ropa.

Para que el bebé se sienta seguro al entrar en contacto con el agua, tenemos que tomarlo con firmeza.

Colocarse a un lado de la bañadera, pasarle nuestro antebrazo por detrás de su espalda, tomándolo con la mano de la axila, haciendo que su cabeza se apoye sobre el antebrazo.

Con el otro brazo lo tomamos por debajo de sus muslos, y lo apoyamos suavemente sobre la bañadera.

Debemos introducirlo lentamente en el agua, comenzando por los pies, y una vez apoyado, inclinarlo su cuerpo un poco hacia atrás y comenzar a lavarlo con la mano que estaba debajo de los muslos.

Primero le enjuagamos la cara, sin jabón, y luego enjabonamos la cabeza y el resto del cuerpo, poniendo especial atención a la zona de los pliegues. Es importante que al enjuagar la cabeza no caiga jabón sobre la cara.

Para lavar su espalda, si le resulta mas cómodo, pasamos la mano por delante del tórax, lo tomamos de la axila y lo damos vuelta.

El bebé queda con el tórax apoyado sobre nuestro brazo.

Se lo puede dejar en el agua para que juegue y chapotee alrededor de unos 5 a 7 minutos, y luego sacarlo para evitar que se enfríe.

¿Cómo secarlo?

Lo sacamos con suavidad y lo envolvemos en una toalla grande y suave, cubriendo su cabeza y todo el cuerpo y luego lo secamos sin frotarlo, poniendo especial atención a los pliegues y los dedos de pies y manos, hasta que quede bien seco.

Además del baño debemos realizar la higiene de la cara y las orejas. Pasamos un copo de algodón humedecido en agua tibia alrededor de la nariz, boca y mentón para eliminar secreciones, saliva y restos de comida.

Las orejas se limpian pasando algodón humedecido en agua tibia por los pliegues y la parte posterior del pabellón.

No introducir algodón o hisopos en el conducto auditivo ni intentar sacar la cera de su interior.

¿Se cortan las uñas del bebé?

Las uñas del bebé se deben cortar una vez por semana con una tijera de puntas redondeadas, para no lastimarlo.

Es aconsejable hacerlo cuando el bebé está tranquilo o duerme.

¿Cuál es el momento más apropiado para el baño del bebé?

En cualquier momento del día, preferentemente siempre en el mismo horario, pues el bebé necesita la rutina.

Generalmente resulta mas cómodo realizarlo antes de su último alimento, ya que los tranquiliza y prepara para un buen dormir a la noche.

Recordar que el baño se inicia a las 24-48 horas de haberse caído el cordón umbilical.

Antes se puede higienizar por partes , cuidando de no mojar el cordón.