Compartir

viajar al sur de tunezLas ciudades del desierto de Túnez conforman un destino fascinante, perfecto para una Semana Santa llena de sol, emociones, exotismo, diversión y aventuras.

El recorrido de norte a sur por las principales ciudades-oásis de Túnez forma un maravilloso rosario cultural a las puertas del Sahara.

Hay lugares que ningún viajero debería dejar al margen en este viaje, como el anfiteatro romano de El Jem, uno de los monumentos más notables del norte de África. A medida que la ruta desciende hacia el sur, camino de Matmata, el paisaje se vuelve más árido.

En esta tierra inhóspita donde se rodó La guerra de las galaxias, las tribus bereberes han construido sus hogares en las entrañas de la tierra.

En la zona de Medenine aparecen los primeros Ksar o ‘castillos del desierto’, unas curiosas construcciones que lo mismo sirven de fortaleza que se habilitan como almacenes de grano.

Un oasis de camellos

Un espectáculo realmente exótico es el mercado de los jueves de Douz, donde se mezclan comerciantes con tratantes de camellos.

A pocos kilómetros de la ciudad se extiende Chott Jerid, el gran salar, un mar seco de arena y sal de más de 5.000 kilómetros cuadrados donde se presencian espejismos sobrecogedores. Una carretera lo atraviesa camino de Tozeur, donde se encuentra un gran bosque formado por medio millón de palmeras, toda una aventura en Túnez.

Un paseo por las callejuelas de esta pintoresca ciudad resulta delicioso. Punto de partida de caravanas y expediciones por el Sahara, en Tozeur se puede contratar todo tipo de actividades en el desierto.

Otro espectáculo inolvidable son los oasis de montaña de Tamerza. Ya de vuelta, camino de las cálidas playas de Monastir, se encuentra Kairouan, cuya medina conserva el encanto de las viejas y típicas ciudades árabes.

Consejos para el viajero

  • Moneda: dinar
  • Precauciones: No tomar agua del grifo, hielo y frutas y verduras frescas.
  • La maleta: Ropa de algodón y algún jersey para la noche. Gorro, gafas de sol y calzado cómodo para caminar. Las mujeres deben evitar las camisas escotadas y los pantalones cortos.
  • ¿Qué comer?: Cuscús (sémola cocida con carnes y verduras); mechoui (pierna de cordero asada); tajine (legumbres y carne) y, de postre, baclawa (pastelillos de hojaldre y frutos secos). Aceptar siempre la invitación de tomar un té.
  • ¿Qué comprar? Alfombras, cerámica, joyería bereber, objetos de cobre, rosas del desierto, te, especias, jena…. Regatear siempre.