Compartir

automasaje paso a pasoDespués del baño, aprovecha las virtudes del masaje para deshacerte de las tensiones y sentir calma y bienestar. Si además utilizas un aceite, tu piel quedará con un excepcional tacto aterciopelado.

Ten en cuenta que la tasa de hidratación natural de la piel se va perdiendo con los años y es necesario reforzarla. Las lociones, aceites y cremas corporales protegen de las agresiones externas e impiden que la piel se deshidrate.

Las pieles atópicas y las muy secas deben evitar la deshidratación con la aplicación diaria de una crema muy emoliente.

Pasos para hacer un automasaje correctamente

  1. Calienta en las manos unas gotas de aceite esencial.
  2. Respira el aroma de las esencias relajantes.
  3. Empieza por masajear la parte posterior de las piernas, con movimientos descendentes. Luego, sube con suavidad por la parte delantera.
  4. Masajea los dedos de los pies con las dos manos; insiste en el puente del pie; desliza las manos hacia los tobillos con movimientos circulares.
  5. Masajea los glúteos con movimientos circulares. Relaja después la parte baja de la espalda con masajes transversales y apoya las manos en las zonas más sensibles o doloridas.
  6. Con movimientos circulares lentos, mueve las manos en el sentido de las agujas del reloj en el vientre y el plexo.
  7. Con ambas manos, amasa la nuca realizando pequeños círculos descendentes.
  8. Termina con las manos sobre los hombros, presionando toda la zona del cuello y el comienzo de la espalda.