Compartir

autoestima encontrar parejaSi acabas de salir de una larga y seria relación, entonces has estado obviamente fuera de juego en cuanto en todo lo que se refiere a citas y encuentros con el sexo opuesto se refiere. Además de haber salido vapuleado y dolido de la relación, ahora tienes además el problema añadido de encontrarte con un vacío repentino en tu vida. La mezcla de dolor, confusión y vacío que se siente es lo normal, tanto hombres como en mujeres. Y estos sentimientos no ayudan en nada, sobre todo cuando además estás fuera de práctica en el juego del salir y conocer chicas o chicos, algo que requiere coraje y confianza.

Así que hoy quiero hablar un poco de la autoestima, porque aunque cada uno siempre mantiene su forma de enfocar estos asuntos, la autoestima en uno mismo es algo fundamental cuando se trata de volver a entrar en el mundo la soltería.

La confianza en uno mismo se comunica no sólo por la manera de expresarnos verbalmente, sino también por la de expresarnos gestualmente, es decir, a través del lenguaje corporal. De hecho, los estudios en el campo de la comunicación muestran que el lenguaje corporal acapara el 65 %- 93% de la comunicación entre los humanos. Ninguno de nosotros necesita ser un experto en el lenguaje de los gestos para saber que cuando nos sentimos con la moral baja, tendemos a caminar con la cabeza baja y nuestros movimientos son menos entusiastas y vigorosos que lo habitual. Simplemente basta con sentarse en una cafetería y mirar a la gente a nuestro alrededor: observa a ver si puedes distinguir a la gente con una gran confianza en si misma de la que no la tiene: ¿qué signos ves en su manera de sentarse, o cuando hablan los unos con los otros que denotan su nivel de autoestima?

La autoestima se manifiesta cuando uno es capaz de sentirse cómodo y a gusto con otras personas. Y creemé, esta habilidad es fundamental porque la hora de encontrar pareja muchas personas son recelosas por naturaleza y automáticamente piensan que lo único que buscas es en posibles segundas intenciones.

Sin embargo, no hay que confundir confianza y autoestima con mostrarse presuntuoso y arrogante y no dejar de hablar acerca de uno mismo. Esto no le gusta a nadie.

En general, las mujeres operan de forma muy distinta a la de los hombres. Los hombres tienden a buscar la manera más rápida de llevarse a la chica que acaban de conocer a la cama. No es que a las mujeres no les guste el sexo y que no se exciten tanto como los hombres o más, pero por lo general necesitan algo más.

A la mayoría de las mujeres les gustan los hombres que les den sensación de fuerza y seguridad en si mismos. Las razones de esto hay que buscarlo en nuestro pasado y la evolución. En las épocas prehistóricas, las hembras necesitaban la protección y ayuda de los machos para poder sobrevivir ellas y sus crías. Era el hombre el que proveía el alimento y defendía a la mujer y sus descendientes de los ataques de fieras y depredadores. Como otros comportamientos y reacciones originadas en épocas prehistóricas pero que subsisten todavía en el ser humano del siglo XXI, las mujeres todavía conservan esa necesidad innata que hace que se sientan atraídas por hombres que las inspiren fortaleza y seguridad.