subir peso menstruacionLa retención de líquidos es un síntoma común en el periodo premenstrual y produce que aumentes de peso. ¿Pero cuantos kilos se aumentan durante la menstruación? Para muchas mujeres puede ser de tres kilos y medio a cuatro kilos, con un promedio de entre uno y dos kilos para la mayoría. Esta ganancia de peso contribuye a los cambios emocionales como depresión o irritabilidad. Es común la sensación de estar llena o inflamación abdominal e hinchazón de los dedos de las manos y los tobillos.

La ganancia de peso durante la menstruación por retención de líquidos es más frecuente en la mujer después de los 30 años, cuando los niveles normales de hormonas empiezan a disminuir. Durante el ciclo menstrual normal, los niveles de estrógeno y progesterona se elevan después de la ovulación hasta el día de la menstruación. En este proceso, la progesterona sostiene los niveles de estrógenos para que no se eleven. Si los niveles de progesterona son bajos (por ejemplo, por estrés), los niveles de estrógenos se elevan y pueden producir retención de líquidos.

¿Cómo reducir la retención de líquidos durante la regla?

Para combatir el problema de subir de peso durante la menstruación o regla debido a la retención de líquidos se recomienda la disminución de sal en la alimentación, no sólo en la preparación de las comidas, sino también en alimentos procesados que la contienen en gran cantidad, como sopas de sobre, alimentos enlatados, patatas fritas envasadas y otros.

El ejercicio es sumamente importante para ayudar al organismo a regular los fluidos y reducir los kilos ganados por esta acumulación. Se recomienda caminar a paso rápido por espacio de 30 minutos día de por medio.

En algunas mujeres, el tomar estas medidas no es solución completa a la retención de líquidos, por lo que muchos médicos les recetan diuréticos, que tienen el efecto secundario de la pérdida no deseada de minerales del cuerpo.

Una solución natural a este problema, que con la reglas se pesa más, es agregar fibra en la alimentación, que puede ayudar a disminuir los niveles de estrógeno. Investigaciones confirman que mujeres con una dieta elevada en fibra y baja en grasa tienen menos problemas de retención de líquidos en este período.

En estudio realizado en 500 mujeres a las que se les dio calcio en forma de carbonato de calcio cuatro veces al día se demostró que éste puede ayudar a mejorar la retención de líquidos.

Algunas hierbas que actúan como diuréticas pueden ayudar a disminuir la retención de líquidos, como el diente de león (taxacarum officinale-dandelion). Se puede preparar un té con 180 gramos de la hoja y tomar una taza cada tres horas (estar segura de no cosecharlo de terrenos que han sido rociados con pesticidas), o tomarlo en forma de cápsulas. A diferencia de los diuréticos sintéticos (farmacéuticos) que producen pérdida de potasio, el diente de león lo contiene.

Es recomendable aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina B6 (que ayuda a estabilizar los niveles hormonales), como cereales de grano integral, vegetales verdes, carnes rojas sin grasa, productos lácteos, frijoles, huevos, pollo y pescado. Otra posibilidad es suplementar la dieta con vitaminas del complejo B.

Tomar de seis a ocho vasos de agua al día es importante, un organismo deshidratado retiene más líquidos. Para las mujeres que están haciendo dieta para perder peso, un reciente estudio realizado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Dakota del Norte, en Estados Unidos, encontró que las dietas bajas en calorías y con bajo consumo de líquidos producen problemas digestivos con sensación de llenura o inflamación abdominal.

La espirulina te puede ayudar a perder peso ya que contiene de 65% a 70% de proteína, con todos los aminoácidos esenciales en perfecto balance, los minerales potasio, calcio, cinc, magnesio, manganeso, selenio, hierro y fósforo, las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B12, E, ácido fólico, insitol, y 7% de grasas que están en forma de ácidos grasos esenciales. También contiene azúcares complejos naturales, carotenoides y enzimas.

El alga espirulina es rápidamente absorbida y parece influir directamente los niveles de neurotransmisores en el cerebro, particularmente aquellos que controlan los cambios de carácter y el apetito. Específicamente, es la alta concentración del aminoácido fenilalanina lo que parece cambiar la química del cerebro, en favor de la persona que está haciendo dieta.