Compartir

Hacer ejercicio durante el embarazo

actividades embarazoAfortunadamente, las mujeres embarazadas, y aquellas que tratan de concebir pueden continuar en la mayoría de sus actividades normales. Casi todas las formas de ejercicio son aceptables. Caminata, natación, ciclismo, danza, tenis, y aerobics de bajo-impacto son todas ellas actividades excelentes y saludables durante el embarazo. Se puede continuar nadando hasta la ruptura del saco del amniótico (bolsa de las aguas).

Se cree que los ejercicios extenuantes (por ejemplo carrera de fondo, aerobics de alto-impacto) podrían afectar adversamente al feto, porque se desvía demasiada sangre de los órganos internos de los madre, incluso el útero, a la musculatura periférica. En suma, se especula que la acidosis láctica causada por el metabolismo anaeróbico y la elevación de la temperatura corporal puede ocasionar anormalidades fetales.

Respecto a otras actividades populares, se deben evitar deportes de contacto durante embarazo. Esquiar pendientes no es peligroso por sí mismo, pero pueden presentarse lesiones que ameriten tratamiento médico o quirúrgico que comprometan al embarazo. El aumento de la presión intrauterina y una baja tensión de oxígeno en la sangre que se presentan durante el buceo, pueden afectar al feto. Las duchas y los baños de tina no se contraindican durante el embarazo, pero una exposición sostenida en tinas calientes, y Jacuzzis, puede elevar la temperatura corporal materna. Estudios en animales han mostrado claramente un aumento del riesgo de defectos del nacimiento cuando se sostuvieron elevaciones en la temperatura corporal materna.

El Trabajo en el embarazo

Algunas mujeres actualmente trabajan fuera del hogar, y el embarazo muy rara vez es adversamente afectado por el medio ambiente del trabajo. Excepciones son trabajos que incluyan exposición a químicos tóxicos y metales pesados, exposición a gases de la anestesia cuando los sistemas de descarga son ineficaces, y exposición de la radiación no controlada.

Por otro lado existen múltiples estudios que nos muestran que la exposición a terminales de video (pantallas de computadoras, televisores) o fotocopiadoras, no influyen en defectos del nacimiento, parto pretérmino, sangrados o en el embarazo en general.

Viajes durante el embarazo

Los viajes generalmente son seguros durante embarazo, dependiendo de la distancia. El viaje por avión debe de ser en cabina presurizada, para asegurar la adecuada inspiración del oxígeno. La muerte de la madre es la causa principal de muerte fetal en accidentes de vehículos, por lo que se deben llevar cinturones de seguridad tanto en automóviles como en aviones. La mujer embarazada debe llevar parte del cinturón en los muslos, y ajustarlo tan cerca de las caderas como sea posible, se debe evitar cruzarlo sobre el abdómen, para que los huesos fuertes de las caderas absorvan la mayor parte de la fuerza de una posible colisión.

De el segundo trimestre en adelante, la mujer debe intentar caminar cada dos horas de viaje, para disminuír el riesgo de desarrollar tromboflebitis en las piernas.