Compartir

aprender a cuidar manosLa hidratación diaria de las manos es realmente imprescindible para la belleza y cuidado de manos. Las personas con manos de aspecto envejecido, agrietado y deshidratado pueden corregir estos problemas con tratamientos intensivos con ampollas vitaminadas, mascarillas nutritivas, peelings…

Las manos envejecidas de forma prematura, en las que las manchas, las arrugas, la sequedad, la falta de tono y elasticidad pueden disimular estos problemas con peelings cosméticos o con tratamientos con diferentes aparatos. Estos problemas suelen ser causados por el maltrato diario al que están sometidas. En algunos trabajos como en las peluquerías, este maltrato es contínuo.

El peeling permite mejorar la piel mediante la eliminación de las capas dañadas. Gracias al peeling se estimula la síntesis de colágeno y se afianza la regeneración celular. Es importante después de hacerse el peeling, proteger las manos con un factor de protección solar durante unos días.

Las manchas de pigmentación de la piel se ven favorecidas por una incorrecta exposición a los rayos ultravioleta. Su causa es una alteración de la pigmentación cutánea, ocasionada generalmente por la concentración de melanina.

Desgraciadamente, nunca desaparecen por completo a no ser que hayan sido producidas por una excesiva exposición al sol. Su atenuación se produce con la aplicación de peelings exfoliantes formulados con alfahidroxiácidos. Además de este, se puede realizar otro tratamiento con una buena crema nutritiva para rejuvenecer e hidratar la piel.

Otro tratamiento para la eliminación de manchas es la luz pulsada intensa o IPL. Gracias a ella se combaten este tipo de problemas y además estimula la síntesis de colágeno superficial de la piel.

La solución para las manos con dificultad de circulación, aquellas manos con rojeces, amenudo amoratadas, son los masajes vibratorios combinados con un drenaje linfático.