Compartir

alteraciones de la menstruaciónLa mujer en edad fértil sufre un proceso en forma repetitiva destinado a lograr la reproducción, denominado “ciclo menstrual”, o “ciclo sexual”.

La manifestación que la mujer tiene de que éste está ocurriendo es su menstruación, la pérdida de sangre que se repite si es que no se produce un embarazo.

El ciclo sexual tiene generalmente una duración de 28 días y está separado del siguiente por la menstruación, que corresponde al comienzo del nuevo período y se prolonga aproximadamente por 3 a 5 días. Si las diferencias temporales son amplias podemos hablar de alteraciones en la menstruación. En la mitad del ciclo se produce la ovulación, dividiéndolo en dos “fases”, la primera “folicular” y la segunda, posterior a la ovulación, “secretoria”.

¿Es anormal menstruar cada 32 días?

Si bien la mayoría de las mujeres menstrúa cada 28 días con una duración de 3 a 5, se consideran normales los ciclos de 21 a 35 días y las menstruaciones que abarcan entre 2 y 7 días.

Si tus ciclos siempre han tenido la misma duración y se encuentra entre los valores normales, esa es tu regularidad, tu normalidad.

¿Cuáles son las alteraciones del ciclo?

Las alteraciones pueden ser de dos tipos:

  • De Ritmo.
  • De Cantidad.

Las de ritmo son la polimenorrea, que consiste en un acortamiento de tiempo entre las menstruaciones, con intervalos menores a 21 días; y la oligomenorrea, una prolongación intermenstrual, con intervalos de hasta 90 días sin pérdidas de sangre, frecuentemente confundida con un embarazo por el atraso que produce.

Las de cantidad corresponden a la hipermenorrea, ciclos de duración normal con menstruaciones no más prolongadas de 7 días pero muy abundantes e inclusive con coágulos. La hipomenorrea, menstruaciones sumamente escasas también de duración normal.

¿Tienen estas alteraciones todas la misma causa?

No. La polimenorrea y la oligomenorrea se deben en general a anomalías que hacen que alguna de las dos fases, la folicular o la secretoria duren más o menos, provocando ciclos largos o cortos, las causas más frecuentes son problemas hormonales debido a: trastornos nutricionales como desnutrición, bulimia, anorexia; desequilibrios psíquicos como angustias, estrés, depresión, etc. y algunas enfermedades endocrinológicas.

La hipermenorrea es generalmente secundaria a problemas del útero, ya sea en su parte muscular, por falta de contractilidad o a nivel del endometrio, que es su zona más interna que se desprende ciclo tras ciclo constituyendo la menstruación y a enfermedades de la coagulación.

La hipomenorrea es la menos frecuente de la alteraciones y se debe a la presencia de úteros chiquitos congénitos (de nacimiento), a endometrios que no crecen correctamente, o bien a úteros que han sido afectados por cirugías, raspados, uso de anticonceptivos por demasiado tiempo sin adecuado control.

¿Es difícil el diagnóstico las alteraciones de la regla?

El diagnóstico de estos cuadros lo haces tu misma cuando notas cambios en tu ritmo o bien porque algunos pueden asociarse con esterilidad.

Los análisis que pueden solicitarte para tu estudio van a evaluar la forma y características de tu útero y el estado de tus hormonas, ecografía, dosajes hormonales en sangre, papanicolau, y otros más complejos a los que no siempre se recurre.

¿Tienen solución las alteraciones de la menstruación?

Excepto los casos de úteros con deformaciones importantes (sumamente raros), cualquiera de estos cuadros tiene tratamiento. La poli y la oligomenorrea responden muy bien a terapias hormonales incluyendo los anticonceptivos orales, la hipermenorrea se tratará de acuerdo a la causa, siendo la hipomenorrea la de más difícil solución.