Compartir

agrandamiento de la próstataEn los hombres mayores, la próstata se puede agrandar. Esto parece ser un proceso natural y no es una enfermedad en sí. Sin embargo, a medida que la próstata se vuelve más grande, puede aplastar la uretra (el tubo de la orina) y causar problemas como éstos:

  • Dificultades para empezar a orinar y para dejar de orinar por completo (hay un goteo).
  • Ganas de orinar seguido, que inclusive pueden despertarlo por la noche.
  • Dolor al orinar.
  • El chorro de la orina se vuelve menos fuerte.
  • No se vacía la vejiga por completo.

Tener un agrandamiento de la próstata no es un problema serio, a menos que se vuelva muy difícil orinar, o que la orina estancada cause infecciones de la vejiga o dañe los riñones. Es muy común tener algo de goteo y esto no es necesariamente seña de un problema de la próstata.

Generalmente no es necesario operar una próstata agrandada. Anteriormente la cirugía era un tratamiento común. Pero las investigaciones recientes muestran que en la mayoría de los casos, una próstata agrandada no sigue empeorando con el tiempo, como se pensaba antes. En muchos hombres los síntomas permanecen iguales y a veces se quitan solos. En esos casos, puede ser mejor no hacer nada. Hay medicinas que pueden ayudar a algunos hombres. Su doctor puede explicarle sus opciones y aconsejarle.

Prevención agrandamiento de próstata

Como la próstata produce el líquido del semen, existe la creencia de que las eyaculaciones regulares (dos o tres veces por semana) ayudan a evitar que la próstata se agrande. No hay una prueba científica de esto, pero a la vez, hacerlo no presenta ningún riesgo.

Tratamiento en casa

  • No tome antihistamínicos ni descongestionantes ya que pueden empeorar los problemas al orinar.
  • Si con frecuencia las ganas de orinar lo molestan por la noche, beba menos líquidos antes de irse a la cama. Evite sobre todo las bebidas con alcohol y cafeína.
  • No se aguante las ganas de orinar y tómese su tiempo. Vea si le ayuda orinar sentado en el excusado, en vez de hacerlo de pie.
  • Si tiene goteo después de orinar, lávese el pene una vez al día para evitar infecciones.

Cuándo acudir a su médico

  • Si le da fiebre, escalofríos o dolor en la espalda o la barriga.
  • Si las molestias de una próstata agrandada duran más de dos semanas.
  • Si su médico lo examina pronto, podrá confirmar el diagnóstico y explicarle sus opciones.

Muchas clases de medicamentos (los diuréticos, tranquilizantes, antihistamínicos, descongestionantes y antidepresivos) pueden empeorar los problemas urinarios. Pregúntele a su médico si su problema de agrandamiento de la próstata se puede deber a alguna medicina que esté tomando. De ser así, pregúntele si le puede recetar otro medicamento que no produzca estos efectos secundarios.

Otro problema frecuente de próstata es la infección.