Compartir

puerto de canencia en bicicletaOctubre es época de lluvias y de relativa suavidad en las temperaturas diurnas, con frecuentes heladas nocturnas a medida que avanza el mes, lo que produce que árboles y arbustos caducifolios se pigmenten con tonos ocres y amarillos.

Al mismo tiempo hacen su aparición infinidad de setas y frutos silvestres, que conforman una surtida despensa para los habitantes del bosque, antes de que el frío invierno se adueñe de todo.

A mediados de octubre, cuando las temperaturas descienden notablemente y los días se acortan, comienza el momento más intenso en el bosque desde el punto de vista cromático. Este periodo se prolonga hasta la primera semana de noviembre, cuando el suelo se cubre con millones de hojas y un silencio frío se adueña de todo hasta la primavera.

Este grandioso espectáculo, con el que nos deleita la naturaleza todos los años, es especialmente intenso y colorista en los bosques de hoja caduca del norte de Madrid, de los que existen pequeños bosquetes lejos de su emplazamiento normal como el abedular del Puerto de Canencia, que podemos contemplar desde la carretera cubriendo la umbrosa y fría vaguada del arroyo del Sestil.

Este abedular no es el único de la Comunidad de Madrid, pero sí el más accesible y cómodo de recorrer por los buenos caminos que lo surcan.

El Puerto de Canencia suele ser el lugar elegido por numerosas personas para disfrutar de los fines de semana en otoño. Allí se mezclan senderistas, montañeros, ciclistas, recolectores de setas y familias completas. Por lo que, a quien le guste pasear en soledad, deberá elegir algún día entre semana.

Recorrido por la senda ecológica

Para los amantes del senderismo recomendamos la denominada senda ecológica, que comienza tras una barrera que corta el paso de vehículos a la pista forestal que une los puertos de Canencia y Morcuera. La pista está a la izquierda según se sube de Miraflores. A unos veinte metros desde la barrera encontramos el Centro de Naturaleza del Hornillo, instalación de educación ambiental propiedad de la Agencia del Medio Ambiente. En la parte posterior de dicho centro nace la senda, marcada con puntos amarillos sobre la corteza de algunos árboles, que nos introducirá en el abedular. Un bonito recorrido para hacer a pie y corto en la bicicleta de montaña, modalidad deportiva que podemos disfrutar por los caminos que rodean el puerto como el que une éste con el de la Morcuera. Para ello, habremos de seguir el camino que nos trajo a la Casa del Hornillo, o los que salen de la zona recreativa del puerto, en dirección este, hacia el Collado de los Albares o el pueblo de Canencia.

Accesos

León. Desde León por la N-625, por Riaño y el Pto. del Pontón. Desde Asturias por la N-625 por Cangas de Onís y el Desfiladero de los Bellos.El puerto de Canencia se encuentra entre los pueblos de Miraflores de la Sierra y Canencia, ambos accesibles desde la N-I.

Dificultad

Ninguna, si se realiza a pie. En bicicleta de montaña puede presentar alguna dificultad por lo estrecho y empinado de los caminos que recorren el abedular.

Duración

Unas dos horas a pie. En bicicleta de montaña se hace muy corto si nos limitamos al abedular, por lo que se recomienda completar el paseo por la buena pista que une los puertos de Canencia y Morcuera.

Época del año

Lo más aconsejable es la visita en la primavera u otoño por el espectáculo de tonalidades con el que se viste el campo en estas estaciones.

Climatología

El abedular se encuentra a 1.600 metros de altura. A esta altitud, y en estas fechas, el tiempo puede complicarse en la Sierra de Madrid por lo que conviene llevar chubasquero y ropa de abrigo.

Flora

Esta parte de la Sierra se caracteriza por extensos bosques de pino silvestre. Pero en el abedular podemos encontrar tejos, serbales, acebos, robles de montaña, además de una gran variedad de hongos y setas.

Fauna

En cuanto a la fauna destaca el corzo, el jabalí, la jineta y el zorro. En los alrededores es fácil observar rapaces y pajarillos como herrerillos capuchinos y agateadores.