tai chi

¿Qué es el Tai Chi?

Son una serie de movimientos corporales rítmicos y muy pausados que se realizan casi siempre al aire libre.

Están creados para lograr que una persona se concentre en su estado mental, anímico y corporal.

¿A quienes beneficia esta terapia natural?

Muchos naturópatas aseguran que, si realiza con seriedad y responsabilidad, el Tai Chi quizás sea la más eficaz y completa de las terapias naturales.

Sin embargo, para que funcione, hay que ser perseverante y tener deseos de cambiar y adaptarse. El Tai Chi no produce efecto en los que sólo pretenden entretenerse o ‘desfogarse’.

¿Cómo funciona el Tai Chi?

Se basa en la creencia de que los trastornos emocionales vuelven vulnerable al organismo, ya que la energía vital (chi) pierde entonces su equilibrio normal y comienza a fluir bien muy rápidamente o bien muy lentamente a través del cuerpo.

También, los estados de ansiedad hacen que se acumule demasiada energía en partes concretas del cuerpo (por ejemplo, la cabeza y el torso) y muy poca en el resto (por ejemplo, las extremidades).

Dichos desequilibrios pueden corregirse si el individuo afectado se concentra mentalmente en los movimientos de esta forma de terapia.

¿Dónde y cómo nació el Tai Chi?

Practicado desde hace siglos en China, hasta hace apenas 150 años era una disciplina marcial destinada a monjes y ermitaños.

Aunque fue introducido en Occidente a principios del siglo XX, fue la visita de Richard Nixon a China (en 1972) la que difundió la técnica, cuando la televisión occidental transmitió al mundo sesiones de Tai Chi realizadas por los chinos en lugares públicos.

¿Qué aplicaciones concretas tiene el Tai Chi?

Los movimientos pausados y armoniosos del Tai Chi son particularmente beneficiosos en personas que padecen ansiedad, estrés, insomnio y, en general, para todos aquellos que tienen ritmos de vida especialmente agitados.

Estudios realizados en Occidente revelan que, en efecto, la práctica del Tai Chi tiene beneficios para la salud: mejora la respiración, tonifica los músculos y estimula la circulación.

Algo muy conveniente: que puede ser practicado por personas de cualquier edad.

¿Cómo encontrar un instructor?

El Tai Chi se practica en España desde hacer más de treinta años y cada vez son más las personas interesadas en aprenderlo.

Los instructores de Tai Chi suelen ser profesores de artes marciales que se anuncian en publicaciones naturistas, librerías especializadas, herbolarios y en páginas amarillas.

Es importante asegurarse de que el instructor sea un profesional serio y que enseñe el Tai Chi como una terapia de meditación y relajación; no como una técnica de defensa personal.

Condiciones para aprender Tai Chi

Lo mejor es acudir primero a las clases como observador/a. La clase debe estar en sitio tranquilo y el número de alumnos debe ser reducido.

El Tai Chi se practica siempre con ropa holgada, que permita una amplia gama de movimientos.

Es muy importante acudir regulamente a clase: el Tai Chi desgrana sus beneficios gradualmente. Se tarda unos tres meses (sesiones de 1 hora, 3 veces por semana) en aprender las formas básicas.

¡Hay que desconfíar de los maestros que prometen resultados rápidos o apenas corrigen los movimientos! Para obtener efectos, el instructor debe corregir la alineación del cuerpo, enseñar a relajarse bien y a despejar la mente.