Salud

10 terapias alternativas a la medicina actual

terapias alternativas

A veces la medicina tradicional no es capaz de aliviar algunas enfermedades. Y allí, la medicina y terapias alternativa, con sus innumerables opciones, se transforma en una buena elección al momento de sanar algún problema crónico o, simplemente, librarse del stress.

10 de estas terapias alternativas son las siguientes:

  • Apiterapia: Es una técnica indolora que consiste en aplicar el veneno de la abeja en zonas específicas del cuerpo, el que actúa sobre el sistema nervioso. Gracias a las abejas se pueden sanar dolores articulares y musculares, como ciática, lumbago, discopatías, artritis, tendinitis o artrosis, además de problemas a la tiroide y todas las enfermedades que son autoinmunes, como la sinusitis. Primero se evalúa al paciente y luego se procede a la aplicación, que puede variar desde una a 25 abejas en una misma sesión. Y, según ello, la terapia podrá variar de tres a diez sesiones. También se pueden aplicar una sola vez para aliviar el stress.
  • Auriculoterapia: Es una técnica oriental en la que las orejas son el centro de la sanación, pues éstas tienen puntos determinados que representan, por ejemplo, el apetito, la rabia o el llanto. Consiste en la aplicación de pequeñas agujas o semillas naturales sobre ciertos puntos de la oreja que se deben mantener pegados, mediante un parche, desde 4 días a una semana dependiendo de la sensibilidad de cada persona. Sirve para curar la adicción al alcohol, tabaco, drogas, y también para la obesidad y el dolor de cabeza.
  • Masaje craneano hindú: Como su nombre lo dice, es un masaje enfocado en la cabeza, el cuello y los hombros, que relaja y oxigena el cerebro. Se hace con las manos a través de movimientos y pequeños golpes, con el fin de bajar las tensiones. Sirve, entre otras cosas, para la cefalea y el stress.
  • Herbal Thai Massage: Es un masaje de relajación que se realiza a través de bolas de hierbas aromáticas envueltos en géneros, calentados al vapor, que se hacen rodar por todo el cuerpo, de pies a cabeza y por ambos lados, junto con pequeños golpecitos, que ayudan a relajar y soltar la musculatura. Así, los aceites esenciales de las hierbas aromáticas penetran en la masa corporal, junto con las propiedades terapéuticas de las plantas.
  • Moxabustion: Proviene de la medicina oriental china y se utiliza principalmente en personas que tienen síndromes a causa del frío. La idea es sacar el frío del cuerpo y volverlo al equilibrio, por lo que se procede a aplicar, en los puntos de acuerdo a la enfermedad, una moxa –un tubo parecido a un cigarrillo- con la hierba Artemisa Chinesis en su interior, la que se enciende y transmite el calor hacia el cuerpo. Se utiliza para aliviar las molestias de la artrosis, artritis, contracturas severas, enfermedades crónicas y dolores musculares, también para los problemas de la columna vertebral.
  • Osteopatia: Consiste en una terapia alternativa manual que trata con tejidos blandos y huesos, normalizando la zona afectada. Esta técnica posee tres líneas de trabajo: Visceral, cura problemas estomacales como gastritis o estreñimiento; Parietal, soluciona problemas de columna, disfunciones articulares y esguinces; y Craneosacral, aliviando el Parkinson, parálisis cerebral, insomnio, falta de concentración, problemas auditivos y visuales. Primero se debe realizar una evaluación ortopédica y neurológica, donde se analiza la postura, para luego normalizar la disfunción. Depende de la lesión la cantidad de sesiones que se necesiten para eliminar el problema.
  • Qi gong: Ayuda a vivir mejor, a soltar la tristeza y la depresión. Es una forma de meditación y respiración en movimiento, que abre los meridianos, despeja la mente y permite que cada uno regule su corriente de energía vital. Esto, permite optimizar y fortalecer el sistema inmunológico, previniendo el stress y sus efectos, además de muchas enfermedades crónicas. Se puede practicar en cualquier lugar y para los ejercicios sólo se necesita ropa cómoda. La idea es que el paciente se independice del terapeuta e integre esta técnica a su vida.
  • Quiromasajes: Es un masaje terapéutico que se hace a nivel estructural, recomendable para todas las personas que tienen stress y sufren de contracturas. También para deportistas pre y post competición. Los quiromasajes curan dolencias momentáneas a la columna como lumbago, ciática, tortícolis, etc., aunque el quiromasajista está preparado para tratar cualquier dolencia muscular.
  • Digitopuntura: También llamada Acupresión o Tuina, es una técnica milenaria oriental similar a la acupuntura, sólo que en vez de agujas, se usan los dedos, nudillos, codos, brazos y pies, para presionar ciertos puntos y lograr el equilibrio de los canales de energía que posee el ser humano. Primero se debe hacer un diagnóstico para luego solucionar los problemas de tortícolis, dolor a la espalda, cansancio, depresión, stress, afecciones estomacales, jaquecas, intoxicación, picaduras de insectos, shocks emocionales, entre otros. Los masajes se pueden hacer en todo el cuerpo y se puede asistir sólo a una sesión a modo de relajación, o, si el problema es más grave, a una terapia.
  • Quiropraxia: Es un método natural para conservar la salud, orientado a aliviar el dolor y corregir la posición de huesos, discos y articulaciones. Trabaja con el sistema neurológico, inmunológico y psicológico a la vez. Puede ser muy útil para tratar el asma y el colon irritable, pero también soluciona jaquecas, lumbago, ciática, escoliosis, hernias y discopatías, entre otras cosas. La idea es reeducar al cuerpo para mantener la posición.