prevenir hipertensiónEn situaciones emocionalmente intensas o de estrés la presión sanguínea aumenta. El problema de la hipertensión aparece cuando la presión de flujo sanguíneo es más alta de lo normal sin que se produzcan este tipo de circunstancias.

Las zonas del cuerpo más afectadas por la hipertensión, en los estados más avanzados, son los vasos sanguíneos, el corazón, los riñones y los ojos. Puede afectar a individuos de cualquier edad aunque es más común entre adultos.

Según los expertos, en medicina los síntomas de una crisis relacionada con la hipertensión son: dolores de cabeza, confusión, somnolencia, temblores en extremidades inferiores, entumecimiento, hemorragias nasales o al toser y dificultad respiratoria.

Entre los factores de riesgo para sufrir hipertensión están el ser mayor de 60 años, padecer altos niveles de estrés, el tabaco y el alcohol, la obesidad, la vida sedentaria, las dietas con alto contenido en grasa, tener antecedentes familiares de hipertensión, o padecer problemas circulatorios.

La hipertensión también es conocida como el »asesino silencioso» porque no suele presentar síntomas, salvo en casos muy severos.

Consejos para prevenir la hipertensión

  1. Compruebe que su presión sistólica es menor de 140. De lo contrario consulte con su médico inmediatamente.
  2. En caso de estar en tratamiento es imprescindible ser constante. No deje de preguntar a su doctor sobre cualquier duda que tenga.
  3. Controle su peso. Si su índice de masa corporal o BMI es mayor que 25 o si su cintura supera las 35 pulgadas, en las mujeres, o las 40 pulgadas, si es hombre, significa que tiene exceso de peso abdominal por lo que su riesgo de ser hipertenso se incrementaría considerablemente.
  4. Haga más ejercicio. Se recomienda como mínimo 30 minutos de actividad moderada la mayoría de los días de la semana. Empiece con tres segmentos de 10 minutos.
  5. Mantenga una dieta baja en sal y sodio. No se debería consumir más de una cucharadita de sal por día. Para los hipertensos esta cantidad sería incluso menor.
  6. Lea las etiquetas de nutrición de los productos. Casi todas las comidas envasadas contienen sodio. Sepa cuánto hay en cada una.
  7. Mantenga un control de sodio. Un diario en el que apuntar las cantidades que consume le ayudará a decidir qué alimentos debe eliminar o reducir su consumo.
  8. Utilice especias y hierbas en vez de sal para condimentar sus alimentos.
  9. Coma más fruta, verdura, cereal y alimentos bajos en grasa.
  10. Si bebe alcohol, hágalo con moderación. Para las mujeres o personas con menos peso se recomienda incluso menos.